Felipe VI garantiza la unidad de España en el Parlamento Europeo

rey-estrasburgo

El Rey ha ofrecido a Europa una "España unida y orgullosa de su diversidad". Lo ha hecho con toda la solemnidad ante el Pleno del Parlamento de la Unión Europea, reunido hoy en su sede de Estrasburgo (Francia), ante el que el Monarca ha sido oficial y expresamente invitado.

Apenas pasados 10 días de las pretendidamente plebiscitarias elecciones en Cataluña y recién cumplido el 30 aniversario de la adhesión de España a la Unión, Felipe VI ha sacado pecho y ha mandado un mensaje de normalidad y estabilidad, reivindicando el retrato de una España fuerte, solidaria y europea. "Soy europeo porque soy español", ha enfatizado antes de sentenciar: "Europa se ha construido sobre la voluntad de sumar y no restar; de aunar y no dividir, de saber compartir y ser solidarios. Tengan así pues, señorías, la seguridad de poder contar con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo; con una España unida y orgullosa de su diversidad; con una España solidaria y respetuosa con el Estado de Derecho. Así entiendo nuestra contribución a la prosperidad de la Unión Europea, como una de las obras políticas más importantes construidas en la historia reciente de la Humanidad".

Un hemiciclo con un aforo nutrido -no lleno- de eurodiputados, aunque más expectante hacia la llegada y participación en el debate de Angela Merkel y François Hollande, que tendrá lugar esta misma tarde -y con quienes se reunirá brevemente-, ha escuchado al Monarca, además, presumir de la "España democrática de las últimas décadas" y hasta de la "firme y sincera voluntad de entendimiento de los españoles" y de su "voluntad generosa y fraternal". No obstante estas palabras, los cuatro eurodiputados de Izquierda Unida y el de ICV, Ernest Urtasun, acababan de abandonar la sesión -Marina Albiol lo ha hecho corriendo- para subrayar su demanda de un referéndum sobre la forma de Estado en España.

Un gesto que, por cierto, ha sucedido a la colocación de una bandera republicana gallega y un letrero con el mensaje "Salud y República", que ha venido acompañado por la bandera española en el escaño contiguo. En la guerra de banderas no ha faltado, al otro lado del hemiciclo, por la enseña de Gibraltar, mostrada de manera ostentosa por una diputada del partido británico UKIP.

Además de subrayar la unidad política española, Felipe VI ha invocado la propia unidad europea. Y lo ha hecho, de manera particular, al referirse al drama de los refugiados: "Estamos sobrecogidos", ha dicho, "ante el desgarrador sufrimiento de aquéllos que vienen a Europa huyendo de la violencia y el fanatismo. Debemos responder desde la generosidad, la solidaridad y la responsabilidad, con un enfoque global e integral. Estoy convencido de que lo lograremos, como también lo estoy de que la única forma de llevarlo a cabo con éxito es hacerlo entre todos".

El Rey ha aprovechado también la oportunidad, como viene haciendo en las grandes ocasiones, para dar un perfil social a su discurso. Ha sido especialmente aplaudido al citar a Jacques Delors: "Rechazo una Europa que no sea más que un mercado". Y en este sentido, ha instado a los europeos a preservar la agenda social de la Unión: "Asegurar la prosperidad, el crecimiento y el empleo de los ciudadanos es una de las máximas prioridades de la Unión", ha afirmado, para subrayar: "Hemos de lanzar una señal clara e inequívoca de que los problemas sociales se encuentran en el centro del proceso de integración". 

Por último, el Monarca ha rescatado el eslogan de su proclamación "una Monarquía renovada para un tiempo nuevo" para invocar a su vez "una Europa renovada para un tiempo nuevo en un tiempo distinto". "No hay alternativa a una Europa unida. Tengamos confianza en Europa. Tengamos confianza en nosotros mismos, los europeos".

>>>>>  Pablo Iglesias critica a Felipe VI: 'El debate de la independencia de Cataluña es de sus ciudadanos'

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.