España rompería con la Iglesia: el PSOE quiere que los funerales de Estado sean 'aconfesionales'

rubalcaba-psoe

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha anunciado que los socialistas van a presentar hoy mismo en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para que el Gobierno denuncie "inmediatamente" los acuerdos de España con la Santa Sede. Esto supondría su ruptura tras más de 34 años de vigencia.

Además, el Grupo Socialista propone que el Gobierno presente en seis meses una ley orgánica "amplia" que regule "la libertad religiosa y la libertad de conciencia". Esta norma regularía la nueva relación del Estado con la Iglesia Católica y con el resto de confesiones que se practican en España. Y protegería "los derechos de los creyentes y los no creyentes".

Además, como ha añadido Valenciano, la propuesta socialista, que nació en la pasada Conferencia Política del PSOE, incluye que el Ejecutivo debe elaborar "un protocolo para garantizar la aconfesionalidad de todos los actos oficiales", especialmente, los funerales de Estado, pero también otros muchos actos que se siguen realizando bajo el paraguas de la Iglesia, como las bodas de Estado de los miembros de la Casa Real.

"Estamos hablando de hacer aconfesionales los grandes actos de Estado", ha detallado la 'número dos' del PSOE tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal socialista. Valenciano ha reconocido que el Gobierno socialista debería haber presentado esta reforma legal durante los ocho años de mandato de Zapatero. Pero ha recordado que leyes de esa época, como la del aborto o la del matrimonio homosexual contaron con la oposición firme y activa de la jerarquía eclesiástica. 

"Éste es un momento especialmente oportuno", ha añadido la diputada socialista, para poner así fin a la "influencia bastante directa de la jerarquía eclesiástica" en el Gobierno de Mariano Rajoy, que según ha asegurado en la sede federal del PSOE, se está produciendo.

La Ejecutiva ha analizado la que los socialistas llaman "Ley de Represión Social" que está preparando el Gobierno de Rajoy. Como ha explicado Valenciano, el PSOE no descarta promover movilizaciones contra esta norma que, ha asegurado, supone "una intentona antidemocrática" que "va contra el corazón de la democracia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.