El TSJC no ve delito en la declaración de independencia del Parlament de Catalunya

diputados-parlament

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) no aprecia delito en la declaración de ruptura del Parlament aprobada el 9-N, por entender que no constituye un "alzamiento violento", sino una resolución que se ciñe el ámbito parlamentario y que ya fue anulada por el Tribunal Constitucional (TC).

Con estos argumentos, el alto tribunal catalán, de acuerdo con el criterio de la fiscalía, ha rechazado dos querellas por rebelión y sedición que presentaron UPyD y Manos Limpias contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa de la Cámara que apoyaron la resolución de "desconexión" con España.

El TSJC considera que, en el ámbito penal, no se puede "equiparar los alzamientos violentos, desordenados u hostiles con los actos ilegales e inconstitucionales efectuados en sede parlamentaria y que no han trascendido ese ámbito".

En ese sentido, el tribunal insiste en que el delito de rebelión "exige el empleo de la fuerza" y que no consta que con la declaración del 9-N se haya visto alterado el orden público que requiere el delito de sedición.

La "ilegalidad" de la resolución de ruptura con el Estado "ya ha sido declarada" por el Tribunal Constitucional, recuerda el auto del TSJC, sin que por ahora nadie la haya desobedecido. En línea con la Fiscalía, el tribunal subraya que la resolución "no ha trascendido de sede parlamentaria, aunque sea con publicidad".

El auto de diez folios, del que ha sido ponente la magistrada Maria Eugènia Alegret, recuerda además que el Estado dispone de "mecanismos suficientes para frenar, sin necesidad de acudir de primera mano a la vía penal, los planteamientos políticos que no se ajuste a los procedimientos y cauces legales y constitucionales".

El delito de conspiración, advierte el TSJC, requiere de un "concierto previo" y la "firme resolución de delinquir". El de rebelión, por su parte, precisa de un "alzamiento violento y público". Nada de esto ha ocurrido. Las querellas, siguen los magistrados, no expresan "qué actos rebeldes o sediciosos se estarían incitando a cometer a la ciudadanía o se estarían preparando". La resolución del 9-N, agrega, pretende "facilitar" a los ciudadanos "los instrumentos necesarios para tener más capacidad de decisión política".

>>>>>  El Tribunal Constitucional anula la declaración independentista de Cataluña

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.