¡Bomba! El Mundo: la Generalitat usa dinero público para pagar la campaña electoral de 'Junts pel sí'

juntssi

A apenas nueve días de las elecciones del 27-S, el Gobierno de Artur Mas está utilizando dinero público para hacer promoción de Junts pel Sí en Europa.

La Secretaría de Asuntos Exteriores y de la UE de la Generalitat, dirigida por Roger Albinyana i Saigí, ha enviado esta semana cientos de correos electrónicos a los diputados de los principales parlamentos europeos para «informar sobre la situación en Cataluña», publicitar la coalición de la que forma parte y defender la inevitabilidad de un «plebiscito por la independencia».

Los emails, dirigidos a diputados y a los responsables de los comités de Asuntos Exteriores de los parlamentos europeos, como la Asamblea Nacional Francesa o el Bundestag alemán, incorporan el Memorándum 20, el último boletín que la Secretaría -dependiente del Departamento de Presidencia de la Generalitat- remite regularmente a diplomáticos, políticos, think tanks y medios de comunicación internacionales. Todo sufragado con dinero de todos los catalanes.

En esta ocasión, el texto, bajo el título Cataluña lista para decidir y redactado en inglés, no se limita a explicar la situación económica o social de la región, sino que incluye explicaciones históricas sobre la celebración de la Diada y una defensa de la candidatura de Mas.

El dossier remitido por la Generalitat con dinero público, Cataluña lista para decidir, explica que el pasado 11 de septiembre «cientos de miles de personas llenaron las calles de Barcelona para mostrar su apoyo a las aspiraciones catalanas para lograr la independencia», apropiándose así de la fiesta de todos los catalanes, y ofreciendo una sola motivación para la celebración. El documento asegura que «el movimiento independentista no está liderado por políticos», sino que es «una amplia coalición con gran apoyo en las bases». «Se sustenta sobre el hecho de que Cataluña tiene una identidad diferente a la de España y que los intereses de sus habitantes pueden ser salvaguardados mejor buscando la independencia de un país que ha erosionado sus poderes de autonomía, amenazado su idioma (el catalán) y denegado un acuerdo fiscal justo. Lo peor de todo es que el Gobierno español rechaza todo diálogo para resolver estos asuntos», recoge el documento enviado a Europa.

No queda ahí. La Generalitat explica a través de su servicio exterior -con delegaciones en Bruselas, Francia, Reino Unido, Estados Unidos o Italia, entre otras- que «el siguiente paso en el camino hacia la autodeterminación tendrá lugar el 27 de septiembre, cuando Cataluña celebre elecciones regionales». Y añade que «después de que el Estado español bloqueara todas las rutas legales para la celebración de un referéndum de independencia, con amenazas legales, al Gobierno catalán no le quedó otra opción que usar estas elecciones regionales como plebiscito sobre la independencia».

La segunda parte del texto, que ha suscitado la atención en diferentes plazas europeas, es la más llamativa. En ella, el secretario de Asuntos Exteriores y de la UE de la Generalitat informa a los responsables parlamentarios de que ese plebiscito al que se ha visto obligado Cataluña tiene en una candidatura concreta a su mejor exponente. «Para este fin [ganar el plebiscito], las fuerzas proindependentistas de Cataluña se han unido en una gran coalición con la excepción de un partido independentista, la CUP, que va por libre. La lista, Juntos por el Sí, va de izquierda a derecha, con partidos políticos y grupos de la sociedad civil, algo único en nuestra historia», dice el texto. Y a continuación explica que «esta lista para el 27-S está liderada por un ex miembro del Parlamento Europeo, e incluye a los ex presidentes de los principales grupos independentistas de la sociedad catalana», como ANC y Òmnium Cultural, «y figuras clave de Convergència y ERC, todos trabajando juntos por el plebiscito».

Una campaña de promoción de la lista de la que forma parte el partido del Gobierno y el presidente de la Generalitat. Sin ninguna referencia a cualquier otro partido, al debate en el seno de la sociedad civil o a cualquier otra opción que no sea la independentista, a pesar de que el Departamento de Presidencia representa a todos los habitantes de Cataluña.

>>>>>  Leer artículo completo publicado por el diario El Mundo

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.