Última actualizaciónJue, 07 May 2020 11pm

Pincha la concentración independentista: Homs declara ante el TSJC por la consulta del 9N

homs-tsjc

Esta vez, salió mal. Apenas un centenar de personas convocadas por varias entidades independentistas se han concentrado esta mañana ante las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para arropar al diputado de DiL y exconsejero de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, que ha acudido a declarar voluntariamente por su implicación en la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014.

Como ya hicieran en octubre de 2015, cuando el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y las exconsejeras Irene Rigau y Joana Ortega declararon ante el TSJC como imputados por esta causa, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) han convocado esta muestra de apoyo a Homs.

La concentración por Mas, Rigau y Ortega ante las puertas del Palacio de Justicia motivó un comunicado de rechazo de la sala del gobierno del alto tribunal catalán que fue secundada por otra del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Calificaron la manifestación de "ataque a la independencia judicial". Además de las entidades secesionistas, desde Convergència,a través de su Twitter, se animó a concentrarse ante las puertas del tribunal con el hashtag #HomsNoEstàsSol (Homs no estás solo).

Con todo, la concentración de apoyo de hoy ha «pinchado» en cuanto a poder de convocatoria. Nada que ver con los más de 200 alcaldes -con vara de mando y fajín- que acompañaron a Mas ante el TSJC. No ha habido ni que cortar la calle al tráfico.

A Homs le han acompañado ante las puertas del TSJC una nutrida representaciónn de consejeros del actual gobierno catalán, de Junts pel Sí, como el republicano Oriol Junqueras, los convergentes Josep Rull, Neus Munté, Meritxell Borràs, Santi Vila, o el independendiente Raül Romeva entre otros. También han escoltado a Homs la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, o el magistrado y senador de ERC SantiVidal.

Al llegar ante el TSJC, Homs ha saludado con el pulgar levantado al centenar de concentrados, que gritaban consignas en favor de la independencia y en contra de la «la justicia española».

Homs declara a petición propia ante el juez del TSJC Joan Manel Abril, que instruye la causa abierta contra el expresidente Artur Mas por la consulta, después de que la Fiscalía pidió que el Supremo lo investigara por desobediencia, ante los indicios de que ordenó seguir con los preparativos del 9N una vez había sido suspendido por el Tribunal Constitucional (TC). Además del delito de desobediencia, el TSJC también imputó a Mas, Rigau y Ortega por malversación de fondos públicos y prevaricación.

En una iniciativa prevista en la ley pero sin apenas precedentes, el juez ofreció a Homs la posibilidad de declarar ante el TSJC y de solicitar las diligencias que creyera oportunas para aclarar su participación en los hechos, antes de remitir el caso al Tribunal Supremo (TS), al que corresponde enjuiciar al exconsejero porque desde las últimas elecciones generales es diputado del Congreso, es decir, aforado.

Una vez tome declaración a Homs y practique las eventuales diligencias que su defensa pueda solicitarle, el magistrado deberá decidir si remite el caso al Supremo, como una pieza separada de la causa del 9N, o si le traspasa toda la investigación relacionada con la votación independentista. En todo caso, el Supremo tendrá la última palabra a la hora de decidir si investiga (imputa, en la anterior denominación) a Homs y si asume toda la causa del 9-N y no sólo en lo que concierne al ahora diputado de DiL. De ser así, Mas, Rigau y Ortega también serían juzgados ante el tribunal con sede en Madrid.

>>>>>  Artur Mas, como un héroe: 'No hace falta que busquen más: el responsable del 9N soy yo'

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.