Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 12am

Oriol Junqueras se reúne con el ministro De Guindos para pedir ayuda económica a España

junqueras-puigdemont

El hombre que asegura en público que la independencia de Cataluña es viable económicamente, ha pedido apoyo de urgencia al Gobierno central ante las agencias de calificación internacionales y la banca española ante la acuciante situación financiera de su comunidad. La Generalitat entraría en quiebra si no es por el respaldo del Estado.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha decidido responder al llamamiento de Junqueras «por responsabilidad», según aseguran a este diario fuentes autorizadas del Ministerio. De Guindos aceptó este martes desviar el itinerario del avión Falcon oficial que le traía de vuelta de Bruselas para realizar una polémica escala en la sala de autoridades del aeropuerto de El Prat y reunirse con Junqueras.

Guindos recibió un inédito ataque público de Partido Popular de Cataluña por «caer en la trampa» de Junqueras, pero en el Ministerio aseguran que se actuó con el visto bueno del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y tras informar al titular de Hacienda, Cristóbal Montoro. También niegan que la reunión fuera secreta, como reprocha el líder del PP catalán, Xavier García Albiol.

El detonante de la insólita cita es la agencia de calificación estadounidense Standard &Poor's. El líder de Esquerra ha presentado un recurso de impugnación ante esta agencia que pretende hundir aún más el rating catalán en el bono basura, tal y como informó este diario el pasado domingo.

S&P tiene previsto tomar una decisión definitiva la próxima semana que puede implicar otorgar la peor nota de solvencia a una comunidad autónoma española desde la entrada en el euro. La Generalitat de Cataluña se encuentra ya en bono basura con calificación de BB-, pero puede caer aún más lo que le complicaría como nunca lograr financiación y le situaría en quiebra sin el FLA.

En el Ministerio de Economía aseguran que tal degradación sería también muy negativa para la imagen de España en general y De Guindos va a interceder y tomar medidas para que S&P suavice su criterio.

Dentro de ellas y para apuntalar sus necesidades de liquidez, Junqueras necesita que la banca española acepte financiarle a largo plazo y no con difíciles renovaciones de deuda a corto como hasta ahora en los que van venciendo créditos sin que la Generalitat pueda devolverlos. Para ello, necesita que la banca tenga garantías de pago a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

De Guindos se mostró de acuerdo, según las citadas fuentes, en que debe existir «un sistema transparente y abierto» a la hora de que el FLA aborde la deuda de las entidades financieras con las comunidades autónomas.

Junqueras necesita que el Gobierno central le autorice a convertir hasta 1.600 millones de deuda a corto con BBVA, La Caixa y Sabadell, entre otras entidades para que pase a largo y sea cubierta por el FLA, lo que hasta ahora solo se produce caso por caso de acuerdo con el criterio del Ministerio de Hacienda que dirige Cristóbal Montoro.

En Hacienda no comentaron la reunión de Guindos. Montoro ha citado a Junqueras en el Ministerio la próxima semana y ve «razonable» pagar 1.400 millones que debe el Estado a la Generalitat «mes a mes», según el vicepresidente económico catalán. Se trata de un anticipo de la liquidación de 2014 aún no saldado por Hacienda con el Govern catalán y que Junqueras necesita para abonar una paga extra a los empleados públicos.

Pese a que los dirigentes de Cataluña tienen previsto «desconectar» de España a lo largo del año que viene, según ha señalado la portavoz del Govern, Neus Munté, durante este ejercicio todavía necesitarán la ayuda del Estado para hacer frente a sus gastos.

El Ministerio de Hacienda comunicó a la Generalitat que el importe del FLA asignado a Cataluña para el primer trimestre de 2016 era de 2.041 millones de euros. El Govern está pendiente de que Hacienda apruebe la cantidad definitiva que le adjudicará para el resto de trimestres del año. En cualquier caso, Munté ha justificado que, en contraste, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no vaya a reunirse con Rajoy. «No tiene sentido una reunión con un presidente en funciones».

>>>>>  Carles Puigdemont: 'Cataluña será independiente en 16 meses'

>>>>>  Junqueras amenaza a España: 'Si no negocian no pagaremos la deuda y quebraremos el Estado'

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.