Felipe VI a Artur Mas: 'El respeto a la Ley no es una alternativa'

felipevi-ue

El clima político de nuestro país sigue subiendo de revoluciones. "El respeto a la Ley no es una alternativa". Lo ha dicho el Rey Felipe VI. Y lo ha dicho en Barcelona, ante Artur Mas, en lo que ha sido su primer encuentro tras la tensa audiencia celebrada en Zarzuela el viernes pasado.

El monarca, que ha presidido la entrega de despachos a los 35 jueces de la última promoción de la Escuela Judicial, ha saludado a su llegada al Palacio de Congresos, primero, al presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y a continuación, al propio presidente de la Generalitat, quien tradicionalmente acude a este acto, junto al ministro de Justicia -hoy Rafael Catalá-, el fiscal general del Estado -Consuelo Madrigal-, los vocales del Consejo y otras autoridades.

Ha sido un saludo correcto y particularmente rápido. El Monarca sólo se ha detenido unos segundos ante la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a quien por tratarse de la primera ocasión en que ha coincidido con ella, le ha dado la enhorabuena por su cargo. Por su parte, y antes de sentarse en la mesa presidencial a su izquierda, Mas se ha mostrado amable y particularmente expresivo hacia el Rey.

Felipe VI, ha puntualizado en su intervención que se trata de la primera vez que acude a este foro como "jefe del Estado" y en esta misma condición, no ha dudado en advertir de que "para el Poder Judicial, como para el resto de las instituciones del Estado, el respeto a la Ley nunca ha sido ni es ni debe ser un simple trámite, una mera formalidad, una alternativa". "En su riza más profunda", ha añadido, "respetar la ley es la fuente de legitimidad y la exigencia ineludible para una convivencia democrática en paz y libertad". Antes incluso, el monarca ha dejado sentado ante Mas que "los poderes públicos se ven sometidos al imperio de la ley y, respetándola, garantizan el ordenado funcionamiento del Estado".

Por su parte, en una intervención previa, también Lesmes ha aprovechado para hacer un guiño en favor de la legalidad constitucional en medio del contexto independentista liderado por Mas: "Nuestro Estado de Derecho", ha dicho, "reclama de sus jueces que custodien sin ambigüedades la Constitución y la ley porque es la única manera de proporcionar, con absoluta imparcialidad e independencia, respuestas adecuadas a los problemas de los ciudadanos, ofreciendo un marco de seguridad jurídica y de certeza, siempre cruciales en cualquier sociedad democrática, y más aún en épocas de turbulencia económica y social".

"Los jueces", ha añadido, "buscamos la paz y aseguramos la convivencia, porque ninguna sociedad prospera con enfrentamientos, con conflictos interminables". Aún más, el presidente del Gobierno de los jueces ha advertido por su parte que el Consejo preservará la independencia judicial "siempre que resulte amenazada".

>>>>>  'Felipe VI sabe que la situación con Cataluña es irreconducible'

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.