El exPresident Jordi Pujol, bronca para la historia en el Parlament: 'No he sido un político corrupto'

pujol-parlament

El ex president de la Generalitat Jordi Pujol no sólo no se ha ceñido al guión esperado y ha defendido el origen lícito del dinero que ocultó en el extranjero durante 34 años, sino que también ha abroncado públicamente a los grupos de la oposición y, a gritos, les ha espetado que "no se puede mentir".

En su comparecencia en el Parlament ha repetido, por tres veces, que no ha sido un "político corrupto" y ha recordado que la herencia que recibió de su padre, en cuentas en el extranjero, no tienen su origen en el "erario público".

Ante el Parlament de Catalunya, al cual ha acudido dos meses después de revelar la existencia fondos ocultos en el extranjero durante 34 años , el ex president ha asegurado que el dinero "no es de origen ilícito", limitando su procedencia al legado de su padre, Florenci Pujol, a partir de "rendimientos no regularizados" en la época en que se generaron.

Puntual a su cita ante el Parlament y rodeado de una gran expectación tanto a las puertas de la cámara catalana como en su interior, el ex mandatario también ha reafirmado durante su primera intervención -30 minutos exactos, lo máximo permitido por la normativa- que no ha sido "nunca un político corrupto". "Nunca ha cobrado por hacer favores políticos, salvo mi sueldo como presidente", ha asegurado.

Pujol -quien también ha cuantificado por primera vez el dinero supuestamente heredado en 140 millones de pesetas de 1980- ha sostenido durante su primera intervención en la Comisión de Asuntos Institucionales que su padre, -"un profundo catalanista depurado en 1939", ha puntualizado-, decidió legarle el dinero "por miedo" a que su actividad política le obligara a abandonar España.

'El dinero es lícito, no proviene del erario público'

Un dinero que, pese a admitir que procedía de la venta de divisas extranjeras -una actividad sin regularizar cuando su padre se especializó en ella- ha insistido en que "no proviene del erario público". Según ha especificado "tener dinero en el extranjero puede ser muy criticado, pero no significa que su origen sea ilícito". Para ilustrar la preocupación por su futuro, el ex president ha parafraseado una frase de su padre que le dedicó a su esposa, Marta Ferrusola: "Este dinero es para el día en que Jordi, tú y vuestros hijos os tengáis que ir" a consecuencia del que ha asegurado fue siempre su proyecto vital: "Construir Cataluña, hacer país".

Durante la lectura de un argumentario recogido en apenas una decena de páginas, Pujol ha insistido en que "nunca" ha recibido dinero "por una decisión política" y ha defendido todo su legado político. "He intentado que se llegara a acuerdos, abrir puertas, establecer puentes para conseguir determinadas inversiones o para solucionar conflictos políticos y sociales", ha acentuado. Un trabajo por el que se ha mostrado "satisfecho, porque eso es el trabajo de un político".

En su turno de réplica tras la intervención de los grupos de la oposición, Pujol ha eludido responder a todas las cuestiones que le han planteado, y se ha centrado únicamente en sus fondos andorranos. En ese momento ha admitido que el dinero total que guarda en el país vecino alcanza los 4,8 millones de euros, tachando de "mentiras" las informaciones que la elevan al menos a unos 30 millones.

'Si todo hubiera sido un sistema tan corrupto no se habría aguantado'

Pujol también ha dicho que es "falso" que a lo largo de estos dos meses se haya puesto en contacto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para tratar de lograr un trato de favor. Tras advertir que eso es una apreciación "poco seria", si fuera cierto "el primer culpable sería el propio Rajoy".

El ex president sí ha recurrido a un tono crispado cuando ha acusado a los grupos políticos que se limitan a "enredar por enredar" para tratar de convertir los 23 años que permaneció en la Generalitat "en un cúmulo de corrupciones". A gritos, el ex president ha asegurado que de ser así "Cataluña no se habría aguantado" durante todo su gobierno, el cual ha puntualizado que renovó durante más de dos décadas en "elecciones democráticas y libres".

Jordi Pujol ha reprendido a los grupos de la oposición, en su turno de réplica, a los que ha acusado de hablar con "frivolidad" y lanzar "intoxicaciones" en relación a su persona. "Estoy excitado porque me da pena algunas de las cosas que se han hecho y por falta de audacia de algunas de las cosas que se han dicho", ha afirmado Pujol, elevando la voz, en la réplica a los grupos parlamentarios en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.