• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Podemos escindido
        Domingo, 20 Enero 2019
        La política es una mezcla de convicciones y ambiciones personales. Las ideas y los principios son sin duda muy...
      • Andy Herrera

        Andy Herrera

        
        IMAGE
        Andy Herrera
        Feministas, sois una lacra
        Martes, 08 Enero 2019
        Podríamos estar hablando de racismo, de diferencias entre especies, de choques culturales, pero por desgracia hablamos...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Los CDR son terroristas
        Domingo, 20 Enero 2019
        La violencia no cesa en Cataluña. Los ataques de los conocidos grupos CDR siguen en la región española. El clima es...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Gran Bretaña nunca debió de haber entrado en la Unión Europea
        Sábado, 19 Enero 2019
        En 1961, el primer ministro británico Mac Millan, solicitó el ingreso de su país en aquel Mercado Común Europeo....
      • Javier Cordero Aparicio

        Javier Cordero Aparicio

        
        IMAGE
        Javier Cordero Aparicio
        Lola & Baltasar, forever friends
        Lunes, 03 Septiembre 2018
        La mayoría de los medios llevaban entre sus titulares, días atrás, la posible reprobación en las Cortes de la...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Estado de excepción sí, pero jamás lo aplicarán los cómplices del separatismo
        Jueves, 03 Enero 2019
        El pasado 6 de Diciembre, cuando se cumplían 40 años de la aprobación en referéndum de la llamada Carta Magna, he...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Un poco de fascismo viene bien
        Miércoles, 16 Enero 2019
        Acaba de empezar el año 2019, y entre sus efemérides podemos destacar una que espero no pase desapercibida, pues...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        La mansión de Pablo Iglesias y el auge de Vox
        Sábado, 12 Enero 2019
        Casoplón, Villa Tinaja, cortijo, mansión, llámalo como quieras pero esta es la historia de cómo una fanfarronada...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Las cuatro condenas populares a Miguel Bernad
        Domingo, 13 Enero 2019
        La primera se produce “en tiempo real”, con amplísimo despliegue informativo, el 16 de abril de 2.016, cuando...
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        La crisis del Estrecho de Kerch
        Viernes, 30 Noviembre 2018
        A través de la Revolución de Maidan (Noviembre de 2.013 a Febrero de 2.014), los ucranianos alejaron a su país de la...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Contra la despoblación pueblos, un gran libro de actualidad
        Sábado, 19 Enero 2019
        Manuel Fernández Prieto, un zamorano de Benavente, se puede decir que es una persona creativa y de múltiples facetas....
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Igualdad, sí; supremacismo feminista, no
        Jueves, 17 Enero 2019
        Desde la llegada al poder, en circunstancias nunca aclaradas, de un tal Zapatero, muy conocido en Venezuela, y de...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Artur Mas filtra a La Vanguardia que, si la CUP vota en contra de su investidura, convocará elecciones

mas-generalitat

En mangas de camisa en el Saló Verge de Montserrat del Palau de la Generalitat, móvil en mano y sumergido en montones de carpetas temáticas de información procedente de las conselleries. Artur Mas escribe y escribe con un bolígrafo Bic azul en cuartillas, descarta líneas con un rotulador rojo dibujando inquietantes zig zag, sumergido en un rocambolesco sistema de ordenación de ideas. Recorta párrafos, impone interlineados diferentes y dibuja infinitas sucesiones de asteriscos (hasta siete en línea)...

El presidente de la Generalitat lleva varios días trabajando a fondo en su tercer discurso de investidura y muchos más manteniéndose en un segundo plano político. Mañana se enfrenta a lo que en su círculo próximo han clasificado como la tercera modalidad de investidura, lo que incluye hasta debates en los que el president acabó siendo otro. Ese fue el caso en el 2003 y el 2006, cuando pese a que Mas ganó las elecciones, los tripartitos de izquierda dieron la presidencia a Pasqual Maragall y José Montilla, respectivamente. La segunda tipología registrada son las investiduras del 2010 y el 2012, con pactos en segunda votación con el PSC (abstención) y a la primera con ERC, que le llevaron al Palau de la Generalitat. Y la tercera: pendiente de la CUP. "No es la más difícil pero sí la de resultado más incierto", aseguran.

Entonces, la condena fueron siete años de oposición, y ahora la alternativa son nuevas elecciones en marzo. Un escenario que cada vez ocupa más espacio sobre la mesa de Artur Mas y para el que ya existe un "plan B". Una estrategia "completa" que mantiene a buen recaudo para evitar fugas pero cuyo calendario viene impuesto por el Estatut y la ley de la Presidencia de la Generalitat y que determinará los pasos que ya están trazados en la mente del president, ahora en funciones.

Los cuarenta y tres días que han pasado desde las elecciones superan con creces el plazo que Mas había dibujado para poner en marcha un Govern y arrancar el proceso hacia la creación de un Estado independiente. Pero las urnas pusieron la investidura de Mas (62 diputados) en manos de la CUP (10 diputados) y un compromiso electoral irrenunciable: No a Artur Mas. "Estamos perdiendo el tiempo, el Govern podría estar nombrado hace dos semanas y trabajando", señalan desde Convergència. Por el contrario, consideran que se encuentra disminuido en sus funciones ordinarias, con la autoridad recortada, sin capacidad para desarrollar proyectos legislativos importantes y limitado en su legitimidad ante las instituciones internacionales.

Ni los avances en las negociaciones programáticas, con la declaración de ruptura que se votará mañana por la mañana en el Parlament, ni el contenido social del anexo han variado la posición de la izquierda anticapitalista. A pesar de que el conseller de Presidència, Francesc Homs, sostuviera ayer en RAC 1 que la votación de la resolución y de la investidura son "dos caras de la misma moneda" y alertara que la CUP bloqueará la ejecución del contenido del documento con su veto a Artur Mas. El efecto es que la negociación ha provocado tensiones dentro del Consell Executiu y un cierto divorcio emocional. A nadie se le escapa en Junts pel Sí que la resolución parlamentaria -"un pequeño Frankenstein semántico"- ha dado aire a Mariano Rajoy y desconcertado en las filas convergentes por no traer de la mano los votos necesarios para investir a Mas.

>>>>>  La CUP confirma que no votará a Artur Mas: o cambian el President o nuevas elecciones en Cataluña

Tampoco logró doblegar a la CUP la cita que el president mantuvo el día 26 con algunos de sus representantes en un escenario que los protagonistas mantienen bajo secreto, como "algunos otros movimientos", sostienen fuentes de la negociación. El trato es cordial pero es "como martillear en hierro frío" sostienen desde Junts pel Sí. Mas sigue firme y aseguran que el veto y la "intransigencia" de los diputados cuperos no le incomoda personalmente. Mas no teme "ser expresidente" y así se lo hizo saber él mismo a la CUP. No obstante, la reflexión que ponen sobre la mesa es que la discusión "no es Mas sí o Mas no, sino CDC sí o CDC no". "Cuando señalan a Mas nos señalan a todos", ese es el "planteamiento diáfano" en la sala de máquinas convergente. De hecho, sostienen que aceptar el veto a un candidato con el apoyo de 62 diputados supone "desnaturalizar el proceso" y correr el riesgo de que "mucha gente se baje del tren".

Mañana Mas desplegará su discurso y el martes, "si no pasa nada sorprendente", admiten, los diputados cuperos votarán en contra de la investidura junto a Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot y el PP. La votación del jueves está previsto que sea un calco de la primera, a pesar de que Mas sólo requiere de dos votos. "No irá todo lo bien que debería ir" y "entramos en terreno desconocido", adelantan los negociadores.

El plan de la CUP no es otro que proponer un nombre alternativo al de Artur Mas entre los diputados de Junts pel Sí para "desencallar el proceso", según acordaron ayer en el consejo político que celebraron en Perpiñán. En el caso que se aceptara la propuesta, los cuperos someterían a asamblea abierta la posibilidad de votar a favor. En las filas convergentes, la propuesta cayó en el mismo saco que la de presidencia rotatoria, coral y la proliferación de vicepresidencias... "Tienen que encontrar la manera de salir del callejón". Aunque el "espíritu positivo" no se pierde, sí se admite que haya "perplejidad" y "hasta enfado" entre los 1,9 millones de votantes independentistas.

A partir de la votación del martes comienzan a correr los dos meses de plazo que establece el Estatut y la ley de la Presidència para la investidura. Y el escenario vuelve a abrirse. No sólo por las elecciones generales del 20 de diciembre, que pueden condicionar el escenario catalán, sino porque la convocatoria de otra votación antes del 10 de enero es más que incierta. De hecho, son muchos los que dan por hecho que "puede no haber más votaciones".

La tesis es que Mas no puede salir del Palau de la Generalitat por la puerta de atrás, por lo que su candidatura no se retirará, y si la CUP mantiene su veto no está previsto que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, convoque otro pleno de investidura. Otra cosa es que no se renuncie formalmente a seguir negociando, ya que la ley impone el plazo de dos meses para la disolución automática del Parlament y la nueva convocatoria de elecciones, que podrían celebrarse la primera semana de marzo. "Entre cerrar la puerta y no ganar nada y mantener la puerta abierta, por si acaso, se mantendrá abierta", admiten fuentes nacionalistas. "Mientras haya un pequeño resquicio se buscará el acuerdo, pero la conclusión es que habremos perdido dos meses".

>>>>>  La Vanguardia | Mas trabaja en un nuevo escenario electoral ante el rechazo de la CUP

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.