Muere un joven de 17 años, que trabajaba sin contrato, tras caerle un palé de ladrillos en Melilla

ladrillos

Un presunto delito contra los trabajadores. La Policía Nacional ha detenido al empresario para el que trabajaba el joven de 17 años que murió el jueves tras caerle encima un palé de ladrillos en un almacén de construcción en Melilla.

Fuentes cercanas a la investigación han informado de que la detención es por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, ya que el joven fallecido, natural de Figueras (Girona) y residente en Granada, no estaba dado de alta en ningún régimen de la Seguridad Social.

El empresario, que tenía alquilada la nave, tiene 44 años y es natural de Barcelona, aunque al parecer reside o ha vivido anteriormente en la provincia de Granada, ya que era vecino de los padres del joven fallecido.

El detenido conocía al chico, con el que viajó a Melilla en barco el pasado domingo 21 desde la península, y había iniciado los trámites para darlo de alta en la Seguridad Social, pero no los llegó a completar y en el momento del suceso.

Las mismas fuentes señalan que el joven "no estaba de paso ni de visita" en el almacén, sino que estaba trabajando, tal y como han constatado quienes pasaron el jueves por la Jefatura Superior de Policía para prestar declaración, entre ellos el propio empresario, varios testigos, el responsable de la gestoría y la Inspección de Trabajo.

Tras tomar declaración a todos ellos, la Policía detuvo este viernes al empresario, que fue asistido en la Jefatura Superior por su abogada y poco después pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 2, que está en funciones de guardia.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.