• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La ideología de género: ¿una agenda global o un instrumento de la izquierda?
        Domingo, 14 Julio 2019
        Los dirigentes de Ciudadanos y buena parte de la sociedad española se han indignado y han manifestado su repulsa tras...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Las falsas embajadas propagan el odio contra España
        Viernes, 12 Julio 2019
        Cataluña no tiene embajadas catalanas, más le gustaría al separatismo, pero sí mantiene oficinas que propagan...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Lo de Borrell
        Domingo, 07 Julio 2019
        Es escandaloso lo de este tipo VANIDOSO Y SOBERBIO y mucho más la clase política española. Se presenta encabezando...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Marchando otra de pactos prepactados
        Domingo, 14 Julio 2019
        Partiendo de la base que me da igual que gobierne el ala derecha del sistema que su versión de izquierdas o que lo...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Auge y caída de Pablo Iglesias
        Jueves, 18 Julio 2019
        Podemos (nunca mejor dicho) ver cómo la figura de Pablo Iglesias ya se va difuminando desde su estrellato mediático...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Pedro Sánchez será tonto pero no tanto #Masby
        Domingo, 30 Junio 2019
        En muchas ocasiones he afirmado que Pedro Sánchez es más tonto que largo pero estoy llegando a la conclusión que...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los pactos de la vergüenza
        Sábado, 29 Junio 2019
        Una vez finalizadas las elecciones Autonómicas y Locales, y dado que para la gobernabilidad no es válida la...
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Están adoctrinando a nuestros hijos
        Domingo, 07 Julio 2019
        Están adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas catalanas, y no hay más ciego que el que no quiere ver. ¿No es...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Good bye, Franco
        Domingo, 30 Junio 2019
        Hoy hace exactamente un año falleció mi abuela materna y, con ella, una pequeña parte de mí pero también de la...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Sánchez e Iglesias, un idilio sin futuro ni a corto ni a largo plazo
        Martes, 16 Julio 2019
        Desde el inicio se veía una relación de conveniencia pero claro, está lo que conviene al uno no le conviene al otro....
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Universidad privada y universidades funcionariales
        Domingo, 14 Julio 2019
        La vieja dicotomía entre universidades públicas y universidades privadas sigue en vigor. Ambos tipos de universidades...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Jue07182019

Última actualizaciónJue, 18 Jul 2019 12am

Un atracador chino mata de 70 martillazos a la empleada de un salón recreativo en Málaga

nuria

Nuria Jiménez García tenía 41 años y una hija de 15. El pasado 6 de febrero, mientras trabajaba en un salón de juegos de la avenida de Velázquez de Málaga, fue atacada salvajemente por un atracador, que se ensañó con ella y le asestó más de 70 golpes con un martillo. Ingresó en el hospital en estado crítico y ya no salió del coma desde entonces. Los médicos nunca dieron esperanza a la familia, explica Cintia, su hermana menor. «Nos decían que, con suerte y un milagro, podía salir en sillas de ruedas o quedar en estado vegetal. Sólo abrió los ojos un día en todo este tiempo». Murió el miércoles.

Aquel día, Nuria siguió su rutina habitual. Se levantó, ordenó la casa y se dirigió a su trabajo, el salón de juegos Unibox, en el que llevaba cinco años empleada. Entraba a la una de la tarde y solía salir, dependiendo del turno, a las nueve o ya al cierre, después de medianoche. «El miedo siempre lo tenía, sobre todo porque salía muy tarde y sola, pero nunca había sufrido un atraco», cuenta Cintia, que habló con ella la noche anterior, como solían hacer cada día.

El único testigo de la agresión fue el objetivo de la cámara de seguridad del establecimiento, que grabó toda la secuencia. En el vídeo se observa al agresor, un ciudadano de nacionalidad china, sentado en la barra como un cliente más. Se tomó un café mientras esperaba a que el local se quedase vacío. Entonces, se dirigió al aseo y, al volver, comenzó directamente a golpear a la empleada con un martillo o una herramienta similar.

Los policías que visionaron las imágenes contabilizaron 70 martillazos sólo en el primer ataque. Acto seguido, fue a la caja registradora y cogió el dinero. La escena que sucedió a continuación estremeció a los propios investigadores. Antes de salir por la puerta con el botín, se dirigió de nuevo a la empleada, que yacía inerte en el suelo, y le asestó varios golpes más. El presunto autor, detenido seis horas después, fue imputado por intento de asesinato. Ahora, consumado.

Un asesinato salvaje por un botín de 2.800 euros

La investigación partió de los fotogramas de las cámaras, la única pista que la policía tenía del autor. Hasta que encontraron a un testigo que esa tarde había visto subirse a un autobús a un individuo de esas características, que además iba ensangrentado. Los agentes comenzaron a interrogar a todos los conductores de las líneas de la EMT que pasan por ese punto. Alguien vio al sospechoso bajarse en Churriana. Esa misma noche fue detenido. Al arrestarlo, los policías nacionales le intervinieron 2.800 euros en efectivo, presumiblemente, el botín que obtuvo en el atraco.

Nuria le había hablado a Cintia de ese sujeto, un hombre de 37 años, natural de Henan (China). Dos meses antes de la agresión, tuvo que echarlo del salón de juegos porque estaba molestando a los clientes. «Pero no podía tener nada contra ella. No sabemos por qué hizo eso», se lamenta Cintia, destrozada por el desenlace. «Yo solo quería a mi hermana, y ya no la tengo».

Aunque se crió en Miraflores de los Ángeles, Nuria, la segunda de tres hermanos, se mudó tras casarse a la barriada de La Luz, donde era muy querida. Separada desde hacía 12 años, sacó adelante a su hija con «mucho sacrificio», explica Cintia, que se ha hecho cargo de su sobrina, que estudia tercero de ESO. «Tiró ella sola de su casa –continúa la hermana de la víctima–, era una luchadora. Siempre tenía uno o dos trabajos (de auxiliar administrativo, camarera...). Era muy independiente y, sobre todo, alegre. Le gustaba el deporte, el baile, la música...».

La familia, que no se ha separado ni un minuto de ella en el hospital en todo este tiempo, quiere agradecer al equipo médico y a todo el personal de la cuarta planta de Neurocirugía de Carlos Haya el trato que ha recibido la paciente y todos los que han estado a su lado, desde los parientes más directos a sus amigos. «Han luchado por Nuria hasta el último momento, sólo tenemos palabras de agradecimiento para ellos». DEP.

>>>>>  Diario Sur | Muere la empleada del salón de juegos a la que un atracador atacó a martillazos

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.