Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 12am

Pillan a un funcionario del Ayuntamiento de Cádiz que llevaba 6 años (cobrando) sin ir a trabajar

siesta

Un funcionario del Ayuntamiento de Cádiz ha estado seis años sin ir a su puesto de trabajo pese a lo cual ha estado cobrando puntualmente la nómina correspondiente a los 37.000 euros brutos anuales de su salario.

El caso se descubrió, según fuentes municipales, en 2010, cuando el delegado de personal en el Ayuntamiento preguntó por él y nadie supo decirle dónde estaba ni qué trabajo desempeñaba exactamente.

El funcionario en cuestión, ingeniero, había sido el director técnico del área de Medioambiente del consistorio hasta que en 1998 fue destinado a un despacho fuera del Ayuntamiento.

En concreto se le trasladó a la sede de la empresa municipal Aguas de Cádiz, para que desde allí se encargara de la supervisión de las obras de La Martona.

Al descubrirse, según los responsables municipales de la época, que "llevaba años sin acudir a su puesto de trabajo" se le abrió un expediente y fue sancionado, obligado a devolver 26.920,93 euros, el equivalente a un año de su salario neto, lo máximo reclamable legalmente.

"Lo enviamos a que trabajara en Aguas de Cádiz, que es de titularidad municipal, para que desde allí se encargara de llevar a cabo las obras de La Martona, el centro donde iban las aguas fecales y pluviales de la ciudad", explica Jorge Blas Fernández, teniente alcalde del ayuntamiento de Cádiz entre 1995 y 2015, actual senador por el PP y el hombre que inició el expediente sancionador.

"Se le puso un despacho en Aguas de Cádiz y allí se quedó. Hasta que un día [más de una década después] me acordé de él y pensé: "¿Dónde estará este hombre?, ¿seguirá allí? ¿se habrá jubilado?, ¿habrá fallecido? Y resulta que un día me lo encontré cruzando un semáforo y, como me constaba que seguía cobrando la nómina, me puse a hacer gestiones. Llamé a Aguas de Cádiz y me dijeron que allí no sabían dónde estaba, que pensaban que habría vuelto al ayuntamiento".

El último capítulo del sainete es la sentencia de este 20 de enero del juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Cádiz que, ante la denuncia del funcionario, quien se negaba a acatar la medida, se pronunciaba dando la razón al consistorio y refrendando la sanción. El funcionario, ya jubilado, entró en la plantilla del ayuntamiento de Cádiz en 1990.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.