Europa prohibirá a la Policía detener a cualquier inmigrante que entre en el país ilegalmente

inmigrantes-ilegales

En medio de la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, y con seis países que han reintroducido controles de fronteras en Europa, la Justicia comunitaria ha dado esta mañana un paso que pueda cambiar buena parte de la forma de entender la legislación de cada país.

Según el Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE, Marciel Szpunar, "un extranjero que no es interceptado al cruzar de forma irregular una frontera exterior del espacio Schengen no puede ser encarcelado únicamente por haber entrado de forma irregular en el territorio de un Estado miembro".

El dictamen del abogado, que no es vinculante pero suele ser escuchado y seguido por el Tribunal, indica que "cuando el extranjero es interceptado en el momento de su salida del espacio Schengen, se encuentra simplemente en tránsito y es objeto de un procedimiento de readmisión en el Estado miembro del que procede".

El caso que estudia la Justicia Europea tiene nombre y apellidos. El 22 de marzo de 2013, Sélina Affum, una mujer ghanesa, fue parada por la policía francesa "en el punto de entrada del túnel bajo el canal de la Mancha, cuando se encontraba a bordo de un autocar procedente de Gante (Bélgica) con destino a Londres (Reino Unido). Tras presentar un pasaporte belga con la fotografía y el nombre de una tercera persona y al carecer de cualquier otro documento de identidad o de viaje a su nombre, fue sometida en un primer momento a detención preventiva por entrada irregular en territorio francés, para ser sometida posteriormente a internamiento a la espera de su readmisión en Bélgica", explica el documento hecho público hoy.

Affum impugna la actuación policial, el Tribunal Supremo francés preguntó al Tribunal Europeo por los detalles concretos de la Directiva comunitaria para el retorno de los nacionales de terceros países en situación irregular. Y hoy el abogado Maciej Szpunar recuerda ante todo que la Directiva se aplica a los nacionales de un tercer país en situación irregular en el territorio de un Estado miembro y que, según la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, no se opone al encarcelamiento de dicho nacional en dos situaciones.

La primera, cuando "el procedimiento de retorno previsto por la Directiva ha sido aplicado y el nacional continúa su estancia en situación irregular en el territorio del Estado miembro sin motivo justificado". Y la segunda, "cuando el procedimiento de retorno ha sido aplicado y el nacional entra de nuevo en el territorio del Estado miembro infringiendo una prohibición de entrada".

El razonamiento jurídico acepta, evidentemente, que la Directiva sí que es aplicable. Sin embargo, el abogado incide en que Affum "no pretendía entrar en el espacio Schengen (en el que se encontraba ya debido a su estancia en Bélgica y Francia), sino abandonarlo (dado que el Reino Unido no forma parte del espacio Schengen)".

¿Cuál es el resultado? El hecho de que la mujer estuviera en tránsito no impide que la Directiva sea aplicada a ella o a cualquiera en su caso, pues para el Tribunal y su letrado "un nacional de un tercer Estado que se encuentra a bordo de un autocar sin cumplir los requisitos de entrada está presente en el territorio del Estado miembro afectado (en este caso, en Francia) y se encuentra por tanto en situación irregular".

Pero eso es una cosa y otra que puede ser detenido simplemente por ello, "ya que la señora Affum no ha sido objeto de un procedimiento de retorno y no ha entrado de nuevo en territorio francés infringiendo una prohibición de entrada), un nacional de un tercer país no puede ser encarcelado únicamente por encontrarse en situación irregular en el territorio de un Estado miembro", concluye el dictamen.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.