Un nigeriano llega a Algeciras con síntomas de Ébola y es trasladado a Madrid entre el caos general

inmigracion

El centro de internamiento de extranjero (CIE) de Aluche ha levantado hace menos de una hora la cuarentena que mantenía desde anoche después de que un inmigrante recién llegado desde Algeciras (Cádiz) dijera a los policías que sufría el ébola, según acaban de confirmar fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Los trabajadores y los internos ya pueden salir del recinto ya que los análisis han dado un resultado negativo.

Los hechos se produjeron anoche cuando llegó el paciente, de origen nigeriano. Presentaba un cuadro de fiebre alta. Fue reconocido de inmediato por la médico del CIE y no apreció todos los síntomas de la enfermedad. De todas formas, una ambulancia del SAMUR lo trasladó al hospital Doce de Octubre de urgencia.

Los trabajadores y la policía, aislados para evitar contagios

Los trabajadores del CIE recibieron a los inmigrantes procedentes de Cádiz con guantes y mascarillas como marca su protocolo de actuación. Fuentes policiales han dado en todo momento poca verosimilitud a que el inmigrante sufriera ébola y desde el principio han creído que sería más probable que sufra otro tipo de patología, como un fuerte constipado o algún afección pulmonar.

Los policías que trabajan en el centro como los internos no han podido ni entrar ni salir hasta las tres de la tarde. De hecho, los agentes que han estado de guardia en el turno de noche se han tenido que quedar en el recinto hasta que el hospital les ha comunicado que los análisis han dado un resultado negativo al ébola. Hasta entonces se había producido cierto revuelo entre los inmigrantes, según fuentes policiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.