Detenido un policía jubilado en Jerez por inventarse que había sido atacado por dos yihadistas

segura

08.15 horas de este martes. Suena el timbre de la vivienda en Jerez de Antonio H.D., un policía retirado de 70 años que en enero sufrió un supuesto ataque de cuatro islamistas radicales en una oscura y apenas transitada calle del centro de la ciudad gaditana. Al abrir la puerta de su casa, varios agentes de la Policía Nacional le piden que vaya con ellos a comisaría. Los policías le informan de que está detenido por denuncia falsa: le han cogido en un embuste descomunal.

Sólo en la cabeza de Antonio se vivió aquella escena que él narró con tanta viveza, esa en la que había cazado in fraganti a cuatro yihadistas lanzando cócteles molotov a un convento de monjas y que, tras reprenderles, se enzarzaron con él en una pelea. En su relato, Antonio contó que le asestaron una cuchillada en el abdomen y que le propinaron diversos golpes para huir a la carrera segundos después.

Fuentes de la Policía Nacional explican a El Mundo que, tras abrir una investigación de los hechos y de incluso desplazar desde Madrid hasta Jerez a un grupo especializado en terrorismo islamista, el testimonio de Antonio sólo está en su imaginación, que toda hace indicar que fue "una patraña, un invento, una farsa". El agente retirado se encuentra a disposición judicial y su teléfono móvil permanece apagado.

La ficticia agresión relatada por Antonio sucedió a mediados de enero junto al convento de las monjas de Santa Rita de Jerez. Según relató días después el agente jubilado, desde el comedor de su propia vivienda, aquella noche, después de pasear durante varias horas por el centro de la ciudad realizando fotos, fue golpeado y agredido con arma blanca tras reprender a cuatro encapuchados que estaban pintando la palabra "yihadista" en varias fachadas y que habían arrojado un coctel molotov al interior del convento.

Las fuentes policiales consultadas señalan que se encuentran indagando si el agente retirado pretendió con su falsa denuncia obtener algún reconocimiento por parte de la Policía Nacional o, simplemente, llamar la atención de la sociedad y de los medios de comunicación en un tiempo en el que en Europa recorría un fundado temor a posibles ataques yihadistas tras el reciente asesinato en París de 12 personas en el semanario satírico Charlie Hebdo.

La denuncia presentada por Antonio desató el temor en Jerez. Tras conocerse los hechos, el Ayuntamiento de la ciudad remitió un comunicado a los medios manifestando su "más enérgica condena". Hoy, casi cuatro meses después, se sabe que lo de Antonio sólo fue un bulo.

>>>>>  Dos yihadistas apuñalan a un jubilado que les sorprendió mientras querían incendiar una iglesia en Jerez

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.