Mercadona despide a una trabajadora por regalarle una pescadilla a una señora

mercadona-pescadilla

El supermercado acusó de hurto a la empleada por actuar sin permiso y la expulsó por una falta muy grave, aunque la justicia le ha quitado la razón hasta en tres ocasiones.

El Tribunal Supremo ha declarado improcedente el despido de la trabajadora de un supermercado que regaló a una clienta una pescadilla destinada a «las roturas», el producto que ya no se vende por su estado.

La empleada, gerente de de la pescadería, fue acusada de hurto por la cadena Mercadona -que ahora tendrá que readmitirla o indemnizarla- y despedida por una falta muy grave en octubre de 2013, pese a que llevaba 19 años en la empresa.

La decisión fue recurrida ante la justicia, que la anuló hasta en dos ocasiones. Ahora es el alto tribunal quien confirma el mismo criterio, tras rechazar la pretensión de la compañía de comparar este caso con el de otra trabajadora también fue despedida por regalar productos que iban a acabar en la basura.

La diferencia es que mientras en el primer caso fue una acción única, reconocida por su autora, en el segundo se ocultó y pudo repetirse varias ocasiones. Por eso, los magistrados entienden que no es necesario unificar su doctrina al tratarse de dos sucesos distintos, aunque sí presenten algunas similitudes.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.