La izquierda que viene: el PSOE reconoce que podría 'pactar' con Podemos para llegar al Gobierno

pabloiglesias-podemos

España va camino de un nuevo Frente Popular de izquierdas. Nadie del PSOE lo ha reconocido públicamente, pero lo cierto es que desde Ferraz, primero con Rubalcaba y ahora con Pedro Sánchez, se ha seguido de cerca la evolución de Podemos. Y la actual ejecutiva estaría dispuesta a llegar a pactos con la nueva formación en ayuntamientos y autonomías. Pero hay una condición imprescindible: Pablo Iglesias debe dejar fuera de su partido a Izquierda Anticapitalista.

Según reconocen a El Confidencial Digital dirigentes socialistas, cercanos a Pedro Sánchez y a Susana Díaz, en Madrid y en Sevilla no descartan que los socialistas pueda llegar a "acuerdos puntuales" con la nueva formación política, sobre todo en el objetivo de recuperar gobiernos municipales, y también autonómicos, tras los comicios de mayo de 2015.

Ese acercamiento, no obstante, no se va a escenificar hasta dentro de varios meses. Según explican fuentes bien situadas en el actual PSOE, la postura de Ferraz es esperar a la Asamblea Ciudadana de Podemos, que se celebrará en torno al mes de octubre, para confirmar entonces si es factible algún acuerdo con Iglesias y su equipo.

Será entonces, una vez que Podemos tenga ya una estructura orgánica y haya elegido sus dirigentes, cuando "sepamos quién maneja el partido y si es posible un entendimiento con ellos". A día de hoy, explican desde el PSOE, "existen vertientes extremistas en Podemos que no encajan en nuestro proyecto, pero eso puede cambiar".

Pablo Iglesias deberá desprenderse de Izquierda Anticapitalista

El PSOE lleva desde el pasado mes de enero, cuando el movimiento de Podemos empezó a tomar forma, analizando el avance y las propuestas del proyecto político que encabeza Pablo Iglesias, así como las fuerzas y grupos de izquierda que iba sumando.

En este sentido, explican las fuentes consultadas, en Ferraz, y también en Sevilla, preocupa la gran incidencia que Izquierda Anticapitalista ha tenido, durante estos meses, en Podemos. Sobre todo en Andalucía: "Sus integrantes son radicales y anti-sistema, y si van a formar parte de Podemos nosotros no vamos a estar en eso".

Izquierda Anticapitalista, un grupo político creado en 2008 y que se define como "revolucionario, trotskista y marxista", decidió no presentarse a las europeas de mayo -sí lo hizo en 2009- y apoyar la candidatura liderada por Pablo Iglesias. Varios de sus miembros, incluso, colaboraron con la organización de mítines y alguno de ellos intervino en los actos de campaña.

El propio Pablo Iglesias es consciente de la incidencia de esta formación dentro de Podemos, e incluso ha confesado a su equipo que teme "un golpe de Estado" por parte de Izquierda Anticapitalista, es decir, que intente hacerse con el control del movimiento. Por ese motivo, de hecho, planteó una ejecutiva provisional bajo su control hasta la Asamblea Ciudadana, en la que internará apartar del proyecto a los radicales. Si lo consigue, aseguran desde el PSOE, "iniciaremos una vía de contacto para intentar allanar el camino a posibles coaliciones en las autonómicas y municipales. Compartimos parte de su programa y no somos casta"

Podemos no descarta pactos con la izquierda para gobernar

La predisposición del PSOE a intentar pactos puntuales con Podemos tras las municipales y autonómicas de 2015 parece clara, siempre y cuando se cumplan las condiciones señaladas anteriormente.

Por parte de Podemos, tampoco se vería mal llegar a pactos con "otras fuerzas de izquierda o moderadas", que les permitieran gobernar en ayuntamientos y así demostrar desde las instituciones que saben gestionar.

El equipo de Pablo Iglesias, no obstante, también exigirá una serie de condiciones para alcanzar esas alianzas. En concreto, el PSOE o cualquier otro partido deberá asumir que la última palabra la tenga Podemos, y cada candidato tendría que firmar el programa electoral para, si no lo cumple, ser obligado a dimitir.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.