• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La ideología de género: ¿una agenda global o un instrumento de la izquierda?
        Domingo, 14 Julio 2019
        Los dirigentes de Ciudadanos y buena parte de la sociedad española se han indignado y han manifestado su repulsa tras...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Cataluña es como el 'Far west'
        Sábado, 20 Julio 2019
        Nadie recuerda en Cataluña los altos niveles de criminalidad que ahora mismo asolan a esta región española. Solo es...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Sánchez se equivoca
        Jueves, 18 Julio 2019
        Se equivocó con su ronda palaciega y monárquica con Casado y Rivera en La Moncloa. Él no es el rey y su ámbito de...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Marchando otra de pactos prepactados
        Domingo, 14 Julio 2019
        Partiendo de la base que me da igual que gobierne el ala derecha del sistema que su versión de izquierdas o que lo...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Auge y caída de Pablo Iglesias
        Jueves, 18 Julio 2019
        Podemos (nunca mejor dicho) ver cómo la figura de Pablo Iglesias ya se va difuminando desde su estrellato mediático...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Pedro Sánchez será tonto pero no tanto #Masby
        Domingo, 30 Junio 2019
        En muchas ocasiones he afirmado que Pedro Sánchez es más tonto que largo pero estoy llegando a la conclusión que...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los pactos de la vergüenza
        Sábado, 29 Junio 2019
        Una vez finalizadas las elecciones Autonómicas y Locales, y dado que para la gobernabilidad no es válida la...
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Están adoctrinando a nuestros hijos
        Domingo, 07 Julio 2019
        Están adoctrinando a nuestros hijos en las escuelas catalanas, y no hay más ciego que el que no quiere ver. ¿No es...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Good bye, Franco
        Domingo, 30 Junio 2019
        Hoy hace exactamente un año falleció mi abuela materna y, con ella, una pequeña parte de mí pero también de la...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Olvidamos la política y nos vamos de vacaciones
        Domingo, 21 Julio 2019
        Jamás asqueó tanto la política como en la actualidad y generadora de estrés en una época vacacional destinada al...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Unidas Podemos joderos
        Miércoles, 24 Julio 2019
        Sería muy lamentable que el día 25 de julio, Festividad del Apóstol Santiago, Patrón de España, se consumara la...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Mié07242019

Última actualizaciónMié, 24 Jul 2019 12am

¡Salud y República!; por Edgar Sánchez Agulló

republica

Que no se rasguen las vestiduras los más puristas si me atrevo a respaldarme en el cada vez más amplio altavoz que me confiere mi siempre privilegiado lugar desde esta tribuna editorial para afirmar que, el 14 de abril de cada año, debería ser declarado fiesta nacional en nuestro país. Mal que le pese todavía a algunos a estas alturas de siglo XXI, y por increíble que parezca, conmemorar la proclamación de la IIª República serviría para dignificar, y porque no también honrar, a toda una generación de hombres y mujeres que dieron los mejores años de sus vidas para conseguir hacer realidad el más utópico e idealizable de sus sueños.

Dice y nos recuerda el siempre brillante refranero castizo que sólo los pueblos que no conocen su propio pasado, están irremediablemente condenados a repetirlo. La mal llamada Ley de Memoria Histórica, impulsada a bombo y platillo por el fatídico desgobierno socialista, nos llevó, como es costumbre en esta España de nuestros días, en el sentido totalmente opuesto al que marcaría el más común y simple de los raciocinios: honrar nuestro legado, recordar y explicar a las generaciones futuras de dónde venimos sería la mejor manera, sin duda, de ayudarnos a comprender y canalizar la más arraigada de nuestras identidades en el camino futuro que debemos todavía recorrer en común.

Vetar la celebración de un acto tan importante y trascendente sin darle carácter institucional en la historia más reciente de nuestro país, es tan cabal como lo es sesgar e intentar borrar, de una tacada, los tres años fratricidas que desembocaron en aquel recordado 18 de julio del 36. Tan coherente e insano obviar la IIª República Española en nuestro árbol genealógico que compartimos como lo sería eliminar dos generaciones del propio por no querer honrar a aquel bisabuelo que murió combatiendo en el frente. Una boutade a la altura de la retirada de los símbolos franquistas que se extiende tristemente como la pólvora a lo largo y ancho de nuestra siempre vilipendiada piel de toro y que la izquierda impulsa con bilis de rencor aupada por los falsos complejos de la derecha actual.

¿Por qué apartar de las calles, de las plazas de nuestros pueblos, de lo más privilegiados miradores de nuestro territorio nacional, la simbología que marcó los designios de todo un país durante más de cuatro décadas? Eliminar la estatua del Caudillo, comulguemos o no con su legado, es tan indigno como lo sería obligar a demoler los restos de arqueología romana porque marcan y nos recuerdan irremediablemente decenas de años de invasión. ¿O es que se plantearía alguien a estas alturas la posibilidad de volar por los aires La Mezquita de Córdoba? Al fin y al cabo... ¿también constituye un recodo árabe, no es así?

Hagamos todos un ejercicio de coherencia y cedamos siempre por aquello tan socarrado como poco aplicado del bien por el interés común. O seamos egoístas, y protejamos simplemente a capa y espada la herencia de nuestro propio pasado. Al fin y al cabo, y desde la inmejorable perspectiva que nos confiere siempre el paso de la historia, podemos afirmar, sin miedo equivocarnos, que la España actual sería inimaginable sin los años de República, la Guerra Civil y dictadura franquista que se extendió durante más de cuatro décadas y marcó indudablemente a tres generaciones de españoles. Sólo así, cuando aprendamos a honrar y respetar nuestra propia historia sin resentimientos intrínsecos y enquistados, seremos capaces de afrontar con garantías los retos que nos depara el futuro.

Edgar Sánchez Agulló, Director Editorial de Mediterráneo Digital

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.