De empalme al funeral de Estado

llop batet funeral estado

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Del Teatro Barceló al Palacio Real de Madrid. El miércoles por la noche parece que hubo una fiesta privada a la que asistieron personalidades políticas de corte socialista y comunista. A la mañana siguiente, los miembros de Ciudadanos se mostraron indignados al descubrir que no habían sido invitados.

Se dispara el consumo de cocaína por culpa del coronavirus

Fernando Simón pasó por su casa antes de asistir a la ceremonia fúnebre, pero no le dio tiempo a peinarse y, con la resaca, se confundió y se puso la mascarilla de tiburones de su hijo menor. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, logró encontrar en su vestidor una blusa apropiada para el funeral de Estado, pero con las prisas se dejó puesta la falda con la abertura tan pronunciada que deja poco a la imaginación. El vicepresidente, Pablo Iglesias, trató de encontrar la única corbata que tiene, pero pronto se dio cuenta de que no se la había llevado ni a la fiesta, ni al funeral. Él no ha sorprendido a la opinión pública, pues siempre viste con trajes que le tallan grande y prescinde de corbata.

5 informes internacionales sitúan a España entre los peores países del mundo contra el coronavirus

Quien sí ha causado polémica en las redes sociales ha sido la presidenta socialista del Senado, Pilar Llop, que ni pasó por casa; del Teatro Barceló al funeral de Estado. Portando un outfit de fiesta en dos piezas de satén: el mismo top dorado y la falda morada que lucía el día que le designaron el cargo el 10 de julio de 2019. A diferencia de la reina Letizia y las infantas, quienes sí vestían prendas de luto como las blusas cerradas, algunas de las asistentes escogieron vestidos negros ceñidos con escote.

No solo se ha faltado el respeto a las víctimas de la pandemia con la falta de etiqueta, sino que también se despreció a la corona. Miembros de Podemos se dieron la vuelta mientras el Jefe de Estado, Felipe VI, tenía la palabra.

Los progres no han sabido desvincular su idea de progresismo como rechazo a la tradición. Han despreciado, por su origen católico, una ceremonia de honor y respeto a los fallecidos hasta el punto de convertirla en una fiesta.

El mismo día que se celebró el funeral por las víctimas del Covid-19, los socialistas y los comunistas decidieron por votación que no quieren que se sepan los datos reales del coronavirus en Madrid, una iniciativa sobre transparencia que VOX ha propuesto ante el Congreso. Con ello, queda en evidencia que se trataba en realidad un acto superfluo y propagandístico disfrazado de funeral, pero un funeral irrespetuoso y hueco.

Lluvia de querellas contra el Gobierno de Pedro Sánchez por su desastrosa gestión de la crisis del coronavirus

Sonia García
Autor: Sonia García
Nacida en Madrid el 1 de junio de 1998. Estudia Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera. Tomó contacto con la profesión desde el inicio de su carrera. Colaboró con: La Ocho Mediterráneo TV, Levante EMV, Levante TV, Inforadio, EDMred. Ahora forma parte del equipo de MEDITERRÁNEO DIGITAL como becaria. Defensora de la libertad de expresión y justiciera de la verdad.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.