Cambio de régimen: La república bolivariana de España

gobierno sanchez

Creo haber leído que la fiscal general de Venezuela es la esposa, compañera o lo que sea, del dictador Maduro.

Aquí vamos por el mismo camino.

El aspirante a dictador no podrá nombrar a su esposa, la falsa licenciada en Marketing, título que solo existe en su imaginación, como fiscal general del gobierno de España, que no del Estado, pero ganas no le faltan.

De cualquier forma, a su esposa seguramente le parecería poco… ¡Ella lo que quiere ser es Primera Dama, y para eso le estorba doña Leticia, con c, que es como se escribe correctamente…!

Pues a grandes males, grandes remedios. Se nombra a la ex ministra de justicia, tres veces reprobada por el Congreso, nada menos, y aquí paz, y después gloria.

Al fin y al cabo, ¡hay que domeñar a los pocos fiscales rebeldes, que encima de que les pagamos un dineral, los muy cabrones no obedecen al gobierno!

La ministra vigésimo tercera (no 23, que no soy socialisto, y tengo una mínima formación), no se sentará en el banco azul, básicamente porque no cabe tanta troupe, salvo que la pareja de ministros, Montero e Iglesias se sienten el uno encima del otro, pero seguramente les resultaría incómodo.

Por cierto, estoy seguro de que ella es la que se sentaría encima, pues parece evidente que es la que lleva las riendas de la casa, como suele suceder en todas las familias, por cierto.

De cualquier forma, esta designación supone que se quiere controlar a la fiscalía, como paso previo al control judicial, desaparición de las oposiciones, y nombramiento a dedo de los jueces y fiscales entre los más “idóneos”, es decir más afines a los socialistas, podemitas y separatistas.

El que no lo vea así, tiene que ir rápidamente a la óptica, a graduarse de nuevo la vista.

Posteriormente se reformará la Constitución, para dar “cabida” en España a las nuevas naciones independientes, Cataluña y el País Vasco –por ahora-, que disfrutarán de una “independencia” subvencionada, es decir, seguirán formando parte de España, teóricamente, pero se quedarán con el cien por cien del dinero que recauden, y, además, España se verá obligada a socorrerles económicamente, ante la imposibilidad de poder mantener sus estructuras de “estado” solo con el dinero propio.

¡Pero los españoles somos así, a tontos no nos gana nadie!

Como paso previo a esta reforma constitucional se celebrará un referéndum nacional, para que las nuevas generaciones puedan pronunciarse sobre la forma del Estado y de la Jefatura del mismo, todo ello precedido por una campaña para desacreditar a los Borbones, en la cual no será necesario mentir mucho, y excuso decirles que la mayoría de la población votará a favor de la República.

Y, por supuesto, Pedro Sánchez –o Pablo Iglesias, que no tengo nada claro quien se comerá a quien- acabará proclamado como nuevo presidente de la tercera república española.

¿Sucederá todo lo que auguro…?

Yo no lo descarto, en absoluto.

Ramiro Grau.
Abogado y escritor.
www.ramirograumorancho.com
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Ramiro Grau
Autor: Ramiro GrauWebsite: https://www.ramirograumorancho.com/
Ramiro Grau Morancho nació en Laguarres (Huesca), en 1957. Graduado Social con Premio Extraordinario Final de Carrera y Licenciado en Derecho, por la Universidad de Zaragoza. Titulado Superior en Relaciones Industriales por la Universidad de Alcalá. Licenciado en Ciencias del Trabajo por la Universidad Internacional de Cataluña. Diploma de Estudios Avanzados, DEA, en Derecho, por la Universidad Abad Oliba, de Barcelona. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. Abogado. Autor de veintinueve libros, algunos con varias ediciones. Escritor y colaborador de varios diarios digitals, medios de comunicación social y revistas jurídicas especializadas, con miles de artículos publicados.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.