• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La Europa que viene
        Lunes, 13 Mayo 2019
        El próximo 26 de Mayo no sólo se elegirán los miembros del Parlamento Europeo, sino que esta fecha marcará el...
      • David Enguita

        David Enguita

        
        IMAGE
        David Enguita
        Soy Gay, católico y sin diagnóstico de 'Rareza'
        Lunes, 01 Abril 2019
        Tenía cierta ilusión y sobre todo mucha esperanza puesta sobre la entrevista del Papa Francisco en 'Salvados', frente...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        A Torra le van también las pistolitas
        Viernes, 14 Junio 2019
        El golpe separatista cada vez se parece más al guion de una serie interminable comparable a la saga de Alfred...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        El Campechano se va un poquito
        Sábado, 01 Junio 2019
        Mi amigo Caustico comenta: «El campechano se retira de la vida pública». Nadie sabe lo que eso quiere decir....
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        La Cenicienta separatista
        Domingo, 16 Junio 2019
        El juicio a los líderes del golpe separatista de octubre de 2017 ha llegado a su fin. Esperamos la sentencia y, sea...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        ¿Quién tira los plásticos al mar?
        Domingo, 09 Junio 2019
        Evidentemente no pretendo defender la contaminación medioambiental solo desmontar todas las mentiras en torno a la...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Periodismo de investigación o periodismo de filtración
        Martes, 11 Junio 2019
        Acaban de dar un premio al denominado periodista Javier Chicote, por sus reportajes en el diario monárquico ABC.
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Que cada uno asimile sus resultados
        Domingo, 09 Junio 2019
        Después de las elecciones nos encontramos con todo tipo de reacciones, incluidas las que culpan a otros partidos de...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Madrid, Madrid, Madrid
        Lunes, 17 Junio 2019
        Las aguas del Manzanares corren bien revueltas. La villa en la que pensaba el mexicano Agustín Lara experimenta el...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Ludopatía y psicopatía no son excluyentes
        Lunes, 17 Junio 2019
        Se habla mucho, acaso demasiado, en las televisiones de la joven drogaba con burundanga a su padre, abuelo, hermana...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Una 'memocracia' que es el timo de la estampita
        Lunes, 17 Junio 2019
        El resultado electoral me ha confirmado que los votantes somos meros comparsas, convidados de piedra o, si lo...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Lun06172019

Última actualizaciónLun, 17 Jun 2019 2pm

Opinión | Ramiro Grau

Los abogados del Estado, una plaga para el pueblo español

soraya sanez de santamaria cuatrecasas

Los abogados del estado constituyen uno de los cuerpos jurídicos más nefastos del panorama jurídico español…, y siento decirlo, pero la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

En este caso yo soy el porquero.

El reciente “fichaje” de la ex vicepresidenta del gobierno por un despacho jurídico de campanillas, de esos que emiten unas facturas que pueden producirte un infarto, me obligan a volver sobre el asunto, al que ya he dedicado varios artículos precedentes.

Un cuerpo jurídico que “gracias” a un real decreto de 1985 pueden ejercer privadamente la abogacía, con lo cual cuadro ves a un abogado del estado circular por los juzgados, nunca sabes si defiende al Estado, o intereses privados, tan defendibles como los públicos, por supuesto…, salvo cuando están en clara contradicción, pues hay conflictos de intereses, o más bien, intereses contrapuestos, como sucede en la mayoría de los casos.

Hace años, cuando “tropezaba” con un abogado del estado, acudía rápidamente a esa portería llamada Internet, y rápidamente veía que era consejero de varias empresas, en la mayoría de los casos, no siempre, por supuesto.

Empresas generalmente importantes, de las que acuden a licitaciones públicas, que obtienen obra pública, o que suministran bienes o servicios a organismos oficiales.

Entidades en cuyas mesas de contratación es fácil ver a abogados del estado, o que, aunque no den la cara, son los que redactan las condiciones contractuales, el articulado de los pliegos de subastas, etc.

Es más, estoy seguro de que ese real decreto de 1985 que les permite ejercer la abogacía privada –contra el que el CGAE no dice nada, curiosamente-, fue debidamente “informado” por la abogacía del estado, cuando no redactado por ellos mismos.. ¡Qué lo encontraron totalmente ajustado a Derecho, faltaría más!

Como también estoy seguro consideran de lo más correcto que un abogado del estado haya estado asesorando y defendiendo jurídicamente a una universidad pública en su despacho privado, percibiendo por ello sumas que ascendieron hasta prácticamente un millón de euros, ¡que como sobresueldo no está nada mal, la verdad, y para mí ya quisiera!

En una ocasión interpelé en conferencia pública al director de los servicios jurídicos del Estado sobre esta anomalía –en mi opinión, claro-, y contestó diciendo que era la única forma de que los abogados del estado no se marchasen a la empresa privada, dónde sin duda ganarían más dinero.

¡Pues que se vayan!, pero que pierdan la plaza, pues la excedencia no deja de ser un privilegio más de los empleados públicos, ya que en las empresas privadas, aunque también existe, para poder reincorporarse deben cumplirse tantos requisitos que, en la práctica, quien va a Sevilla, pierde su silla…

Esta confusión entre lo público y lo privado creo que genera graves perjuicios al Estado, pues se confunde lo uno con lo otro, y al final no se sabe a quién sirven realmente, si a nosotros, o a sí mismos, como testaferros de intereses espurios…

¿Se imaginan ustedes a un fiscal –al fin y al cabo, un abogado del estado, pero con otro nombre-, persiguiendo por la mañana a los delincuentes en nombre del Estado, y, sin solución de continuidad, defendiéndoles por la tarde en su despacho privado…? Sería y es algo inimaginable, entre otras razones porque tanto los fiscales como los jueces, tienen totalmente prohibido prestar cualquier tipo de asesoramiento jurídico a nadie. Y, por supuesto, poder actuar como abogados en su “tiempo libre”…, como sí pueden hacer los siniestros abogados del Estado.

Y no digo más, ni menos.

Por supuesto esta reflexión en público no supone ningún ataque a las personas, pues nada tengo contra ellas, pero como contribuyente y ciudadano, creo estoy en mi Derecho, de poder decir lo que pienso de esta incalificable situación, que me produce vergüenza ajena.

Adiós, Soraya, adiós, que te vaya bonito. Lo malo será que dentro de unos años, cuando ya hayas cobrado por tus servicios, o dejes de interesar a la empresa privada, tendremos que seguir pagándote el sueldo…, aunque tus servicios no sean necesarios, o podamos pasar perfectamente sin ti, que San Preciso ya murió.

Ramiro Grau. Abogado, Profesor Universitario de Derecho y Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.