Opinión | Pilar Enjamio

Parejas tóxicas: mujeres inseguras fisgonean el móvil

espiar-movil

Doy fé de ello y no solamente en pareja acuden a terapia, de forma conjunta o individualmente sino en episodios que he vivido y otras compañeras viven día a día. Nada tiene que ver con la bata blanca y ese feeling terapeuta y paciente que es pasajero y se da en mitad de la terapia. Igual que el alumno, en ocasiones, idealiza al profesor el paciente idealiza al psicólogo y ansia llegue pronto el próximo día de consulta. Es tan absurdo que envíes un correo profesional y a través de otro correo te pregunta el motivo del mensaje a su marido. Te da, posteriormente, un correo falso.

Esta fiscalización y nulo respeto al espacio o privacidad del otro es inseguridad y patología. Esconde una obsesión enfermiza por su pareja, encarcelándola y eliminando lo que ella considera obstáculo y peligro en su relación. Irreal, por supuesto. El amor no es suficiente y, máxime, si es un amor destructivo y aniquilante, el que te asfixia y lleva a la infelicidad.

En un primer momento, inicialmente, hay una distorsión cognitiva y emocional y es fruto del enamoramiento. Todo es perfecto, paradisiaco y es así nuestra percepción. Se produce una justificación de todas las conductas, por erróneas que sean. Unos celos que se ven como signo de amor se transforman en irrealidad y enfermedad. Las ventanas y puertas dan paso a paredes sin visibilidad. De repente, los proyectos y decisiones laborales se estancan sin motivo aparente. Luego se descubre que otra persona muy cercana responde y rechaza proyectos importantes. Y eso es intolerable, insoportable e inadmisible. Nadie es posesión de nadie sino que la pareja debe caminar a la par, enriquecerse con sus individualidades y compartirlas entre ambos.

Algo tan importante como te da el verdadero amor y afecto como es el equilibrio emocional, cuando hay toxicidad en la relación, está vulnerado, atacado. Un rasgo importante de la personalidad de la persona tóxica es su poder de manipulación y mentira en función de sus intereses y para justificar sus mezquinas acciones. Este estado de alerta y vigilancia continua del otro es enfermedad y esconde patologías más graves que pueden llevar a la psicopatía o esconder una psicosis latente. Curiosamente, muchas parejas se mantienen años y eso es debido a las amenazas con respecto hijos o si poseen un maridaje económico y trabajan en una misma empresa y peligraría la economía.

Es primordial, si quieren salvar una relación, la comunicación, se digan lo que no es lógico y daña y pedir un cambio de actitud. Si este cambio de actitud no se da, es necesario escapar y romper dicha elación. De este modo las somatizaciones, la angustia, la depresión, las ansiedades, el miedo no hallan un caldo de cultivo propicio. Y porque nadie puede provocar un estrangulamiento de tu vida, un asesinato de tu pensamiento y acción como ser libre. Y porque hablo de realidades palpables y lo siento por el feminismo radical pero se da mucho más en mujeres.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.