Opinión | Pilar Enjamio

Mujer, hombre, niño: asesinados tres seres humanos

igualdad real pilar

Como en el Ayuntamiento de Chiclana no ha habido ni concentración ni minuto de silencio por el asesinato de un hombre por su pareja, hombres y mujeres del movimiento igualdad real han ido esta mañana para guardar ese minuto de silencio por todo aquel sufre violencia, independientemente de sexo y edad.

Este mes fatídico ha sido el peor de violencia, como ha dicho Andrés. La gente aplaudió y al paso se sumaba. He visto en Diario Público un artículo donde a los hombres y mujeres que desterramos el machismo y el feminismo, porque creemos en la igualdad a la vez que eliminamos las etiquetas de violencia de género y doméstica porque lo generalizamos a violencia, se nos llama machistas recubiertas de igualdad.

Han muerto estos días más mujeres que hombres pero una vida, una sola vida es trascendente e incuestionable. La mujer detenida en Chiclana de la Frontera por presuntamente golpear de forma repetida y agresiva con un rodillo de amasar a su marido y seguidamente acuchillarlo. Dicen que hordas de machistas recubiertas de igualdad reprochan en redes sociales que no se dé el mismo tratamiento cuando la víctima es una mujer.

No se mata por el hecho de ser mujer porque en numerosas ocasiones los profesionales sabemos que la raíz de esta agresividad es una conducta psicótica o psicopática, trastornos de personalidad y lo mismo la víctima es hombre, niño o mujer, pero claro ustedes la etiquetan siempre sin diferenciación de violencia de género, igual que los violadores su raíz es una parafilia o perversión y no sólo atacan a mujeres sino a niños.

La indefensión de la mujer sigue por errores judiciales abismales como el ocurrido con una de las mujeres, porque no dieron importancia amenazas y en otro caso órdenes de alejamiento de dos parejas. ¿Para que se emplean los millones de la ley de violencia de género cuando las mujeres mueren más?

Los que nos definen como machistas disfrazados de igualdad dicen no tenemos cabida y hay que arrinconarnos. De nuevo el pensamiento único y la dictadura feminista y si no cambiamos no tenemos cabida en una sociedad justa. Y no es cuestión de arrinconar sino de unirse todos contra una violencia, una violencia real.

Con la actitud del insulto está claro quien debe arrinconarse. ¿A ti te muere un hermano, un hijo y sigues hablando de datos? No, te mueres de dolor por un ser humano y de tu sangre.

La vida de cualquier mujer es sagrada y debe ser protegida lo mismo que la de cualquier hombre o niño. ¿No será esta opinión dictatorial y teñida de política de este artículo la que hay que arrinconar?

Somos libres de expresar nuestras creencias y enfadarnos porque nadie se ha concentrado por un menor de dos años asesinado cruelmente. ¿Nos van a impedir opinar? Ustedes opinan y nosotros también. Y como decía mi abuelo… A la paz de Dios.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.