Opinión | Pilar Enjamio

La inhumanidad de la ministra de justicia sobre la prisión permanente

ministra de justicia

Dolores Delgado, Ministra de Justicia, nos hace ver de nuevo la ineficacia de un gobierno con nula empatía en el otro, en el que ha sufrido tanto y tanto por muertes traumáticas y violentas de gente de su misma sangre dejándolos en un bestial y continuo sufrimiento.

Dice es inhumana y contraria a los derechos humanos la prisión permanente revisable y yo digo es de una persona inhumana semejante afirmación. Quien no respeta los derechos humanos es quien viola y mata, esos seres monstruosos con los que ustedes simpatizan en demasía.

Marta del Castillo, Mary Luz Cortés, Ruth y José, Gabriel, Asunta, Dayan, Miguel Angel Domínguez y su niña María, Gabriel Cruz, Yurena, Sandra Palo, Diana Quer, y tantos y tantos seres inocentes que no le importan mínimamente pero, eso si, quienes tanto hablan de cosificar y feminismo parecen ejercer de mujer florero siendo inútiles en su puesto.

Me pregunto si conoce el daño ha hecho a las familias de estas personas a las que no se respetó el primer derecho que es la VIDA, VIDA CON MAYÚSCULAS. Y habla usted de respetar los derechos de asesinos. Es una desvergüenza e inhumanidad total y nos hace pensar más en un rasgo psicopático de personalidad.

Como profesional que estudia y analiza las motivaciones de las conductas, le diré que la prisión permanente revisable es una eficaz medida de prevención porque, contrariamente a políticos de escaparate, las familias que, a pesar de no superar una brutal angustia, piensan en que a otras personas no les suceda lo que le sucedió a los suyos, a esas personas que tanto amaban y sin respetar ningún derecho, arrebataron y arrancaron violentamente de su vida.

Respete los derechos de estas familias. Hay conductas reincidentes y repetitivas que, con seguridad, se sucederán nuevamente porque son incontrolables e impulsivas. Volverán a asesinar y a violar, a no respetar esos derechos humanos con los que tanto se le llena la boca a este pseudogobierno.

Pero claro, se ve no importa la protección de la sociedad ni de menores ni de nadie. Al no reconocer la evidencia y la necesidad de una medida como la prisión permanente revisable vemos un rasgo de obsesión con imponer su ideología y su punto de vista egocéntrico.

Me olvidaba, respetamos la vida y no queremos asesinar como si han hecho asesinos, sin la mínima contemplación esa contemplación que una Ministra tiene con asesinos y no con víctimas.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.