Opinión | Pilar Enjamio

La felicidad está en lo sencillo

felicidad

No hay que buscar lugares extraños ni otros mundos porque acaso se halle a tu lado aunque no sepas verlo y tengas una nube en tus ojos.

El sitio más bonito del mundo se convierte en lo menos gratificante y bello si estás rodeado de personas y entornos tóxicos, de discusiones, de enfrentamientos, de un sinvivir. A su vez el rincón en principio más horrendo o así percibido toma el cariz de lo más hermoso si se halla al lado de un entorno positivo y de paz y amor y armonía. Su explicación es porque lo plasmamos y coloreamos de sentimiento y sensaciones, de lo que es un pequeño atisbo de felicidad, de comunicación íntima o en soledad consigo mismo, en la búsqueda de un sentido a la vida, de hallar nuevas vías constructivas y equilibrantes de la existencia.

Siempre me contaba mi abuelo la historia de un rey que mandó recorrer a un siervo el mundo en la búsqueda para el hallazgo de la camisa del hombre feliz. Pueblos, montañas, lugares cercanos y lejanos y halló una solución no esperaba y es que el hombre feliz no tenía camisa.

Muchas parejas con problemas no resueltos y conflictos parecen ocultarse en la época profesional o laboral pero al contacto y relación más tiempo y en vacaciones salen a la luz las problemáticas ya existentes pero ocultas y la explosión e ciclónica. De hecho se producen rupturas a la vuelta y diferencias irreconciliables.

La paz, la armonía es impagable y equilibra. La toxicidad en las relaciones enferma, desequilibra, crea amargura, inestabilidad, desorienta. No solamente en parejas sino que en familias con varios miembros estas actitudes crean traumas en los otros miembros y patologías futuras muchas veces tatuadas e irrecuperables.

Los menores son como esponjas absorben todo, muy moldeables y eso es un factor primordial a tener en cuenta. Nuestra mente está muy influenciada por el entorno, demasiado y el mismo ambiente puede ser lo más hermoso o lo más nefasto dependiendo de quien te rodea y te hace la vida agradable o desagradable.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.