Opinión | Pilar Enjamio

La militancia y personas cuerdas del PSOE deberían sustituir a Sánchez

 sanchez iglesias abrazo

Nos sobrarían calificativos para definir a este personaje pero por supuesto, ninguno bueno, hasta el punto de que son muchos los que creen que Pedro Sánchez debería incapacitarse para gobernar dada su ineptitud política y mental.

Su exacerbado narcisismo le impide ver más allá de sí mismo y, por lo tanto, los demás y el bienestar común no existen.

Su candidatura debería invalidarse al preconizar en campaña lo contrario de lo que hizo al día siguiente elecciones. Mentiras, mentiras y más mentiras. Ha llegado el auténtico dictador a España que impone las reglas de juego y obvia a millones de españoles no están de acuerdo con sus actuaciones. Se supone un presidente es de todos no por ansia de poder y mitomanía y lucro personal.

Albert Rivera, de C's, ha sido elegante, honrado y ha dimitido. Pablo Iglesias, con enorme pérdida de escaños, no sólo no tiene la ética, que desconoce, de dimitir sino que exige Ministerios. Pero lo más rocambolesco es que un perdedor sea vicepresidente del gobierno.

Dos bufones se unen, Pedro y Pablo, para crear más que nunca dos Españas, para imponer dictadura personal en los medios y en la sociedad.

Simplemente no escuchar sino imponer y claro está, no respetar las raíces de la cultura española, entre ellas la religión, el derecho a la educación concertada y tantas y tantas cosas.

Europa ha avisado del peligro del comunismo pero a España se le impone el comunismo. Sánchez no dormiría tranquilo si pactase con Podemos, ha afirmado en campaña y resulta que ya ha pactado con él. Defendía la unidad de España pero tendrá que pactar con independentistas y proetarras. Así es su ego. Primero él, después él y luego él.

Como España está en peligro y nadie quiere ninguna guerra y enfrentamiento una estafa en toda regla como representa Pedro Sánchez no debe gobernar. Esperemos las imposiciones de los radicales separatistas le hagan arrinconarse y ver el lío en el que ha metido a todos los españoles. Y que su partido le obligue a dimitir. No habrá más remedio que nuevas elecciones con un nuevo candidato antes que España se desmiembre totalmente.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL   

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.