Opinión | Pilar Enjamio

Carta a un niño autista

autismo infantil

En varios lugares de nuestra geografía asistimos con dolor, rechazo y asombro a determinadas actitudes con respecto a menores y menores especialmente sensibles. Lo imperdonable e injustificable que pueda partir de tutores o educadores. Una simple palabra hiere, daña, evita el avance en niños maravillosos, con un sentir y sensibilidad especial como son los autistas. Ya viven en su mundo particular como para entorpecerle el acercamiento al mundo del otro, de los otros, de la sociedad en la que vive. Integrarse, enriquecerse, pero a través de un mundo óptimo libre de asperezas, clavos y puntas.

Quiero entres en mi mundo, en el mundo del abrazo y de la comprensión. Que sepas te necesito y no te ignoro ni maltrato porque me importas mucho. Me importa tu risa, tu llanto, tu palabra, todo tu. Te quiero en mi mundo y me adentro en el tuyo, te enseño el sonido de una guitarra flamenca que te abraza y le abrazas y te dice que tu puedes y ya lo estás haciendo creando un movimiento al compás de un sonido. Me emocionas cuando te mueves y te comunicas a través del sonido y la musicalidad y te aplaudo.

Entiendo tu espacio y tu mundo, me pongo en tu lugar y te apoyo porque me inspiras mucho amor, el mejor de los amores, tu inocencia, tu afecto. Eres un ser maravilloso y quiero aprender de ti, de tu magia, de tu visión de la vida. Te amo como un ser único e irrepetible y tremendamente necesario e imprescindible. Tienes que prometerme entrar en mi mundo igual que yo entro en el tuyo y te estaré esperando con los brazos abiertos .

Mi mundo y el tuyo se unen y explotan de vitalidad y energía, de una obra en conjunto que creará la más bella pieza arquitectónica. Formamos equipo, no temas, no tengas miedo porque tu calor y energía se fundirán con mi calor y energía y a su vez con el calor y energía de los otros Tu logro es mi logro.

Te he visto en Che Olive con estupendas profesoras a través de la terapia de la cocina en un equipo de niños hiperactivos junto a niños autistas enriqueciéndose mutuamente. Genios también en la cocina.

Muchas veces yo también me desoriento ante lo desconocido pero respiro lentamente y me calmo. Tu tienes aptitudes y capacidades igual que yo aunque sea en distintas parcelas pero sigo siendo yo igual que tu eres tu Eres importante para la sociedad y nos descubres cosas nuevas día a día.

Te admiro profundamente y estoy contigo, totalmente contigo. Uno mi mano a la tuya para construir un futuro. Haremos tantas y tantas cosas. No lo dudes y sabes el motivo. Porque creo en ti .

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.