Opinión | Pilar Enjamio

Carmen Calvo, secretaría igualdad: soy romántica, ni machista ni feminista

carmen calvo mitin

Jamás he visto dictadura igual a este pseudofeminismo actual y lo preocupante la insensatez y deformación de la realidad de quien ocupa el cargo de Secretaria de Igualdad y que debería eliminar esa palabra o etiqueta, Igualdad. Porque lo que preconiza es desigualdad y odio y revanchismo hacia el hombre y, lo peor, imposición de pensamientos e ideas. O sea, que el romanticismo es machismo encubierto.

El romanticismo es pintura, escultura, poesía y FORMA DE SENTIR LIBRE, OPCIÓN PERSONAL. Exactamente igual que no pertenecer ni ser ni machista ni feminista. Cuando destierre estos dos términos hablaremos de Igualdad. Odia el romanticismo quien tiene frustraciones profundas y para eso estamos los psicólogos.

Otra perla de la secretaria cuando afirma que a las mujeres primero nos miran y luego nos escuchan. Ambas cosas, nos miran y nos escuchan en conjunto. A veces las ideas transmitidas, lo que comunicas llevan de forma posterior a que te miren fijamente con la boca abierta. Y es porque independientemente de tu atractivo físico, hay belleza y trascendencia en tus palabras.

Se dice hay que formar a jueces, policías, etc. Creo que los jueces y resto de profesiones tienen una formación académica que les permite ejercer su profesión. Lo contrario nos habla de dos palabras en el diccionario feminista, adoctrinamiento e intrusismo, ambos graves.

Quieren ir tranquilas a las tres madrugada y no autodefenderse sino que las defienda el Estado. Hay algo que se le olvida además que no podemos tener un guardia de seguridad personal, que las violaciones en grupo son después de una noche de alcohol y copas. Creo habría que educar en los daños de este cocktail de substancias tóxicas que producen desorientación y deformación de la realidad. Uno evita las situaciones de peligro, no las busca. Esa frase de que borracha quiero llegar a casa. Dificilmente incluso sin violación o no. Ataxia o marcha atrás, alucinaciones, desorientación.

Partiendo de la base de que el comportamiento de La Manada entra dentro de la perversión y es rechazable yo le recordaré algo. Noche alcohol y desenfreno en Sanfermines y una chica va voluntariamente con cinco personas y entran en un portal. El robo del móvil es al finalizar el sexo grupal... He aquí su interpretación, dice, una mujer se halla sola frente a cinco hombres que se la llevan a un reservado para ocultarse de la mirada pública y le quitan el móvil para que no se defienda. Esto es lo que se llama manipulación y deformación de la realidad, tergiversación.

Me imagino que el sexo en público es objeto de multa. Y decir que el poder judicial es un poder político ya es… Y yo le digo una cosa muy clara, que al carajo la concepción errónea de romanticismo como machismo. Recuerdo una mujer maltratada, a la que su ex pareja no valoraba ni regalaba flores ni le decía guapa sino horrorosa. y una telenovela la hizo reaccionar y recuperó su vitalidad y por momentos se sintió la protagonista.

ORGULLOSA DE NO SER FEMINISTA PORQUE ADEMÁS DE AMAR Y VALORAR AL HOMBRE, TAN IMPORTANTE EN MI VIDA, AMO LA LIBERTAD, LA LIBERTAD CON MAYÚSCULAS Y PIENSO Y SIENTO LO QUE QUIERO. NO HAY HOMBRE O MUJER SINO SER HUMANO.

Pilar Enjamio. Psicólogo
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.