Lucha en Cataluña: nacionalistas vs patriotas catalanes

independentistas espanolistas

El documento ideado por Jordi Pujol, la Agenda 2000, fue creado para desterrar el sentimiento español en las escuelas de toda Cataluña; y junto a este adoctrinamiento en las escuelas, se inició un plan para eliminar de la región catalana todo aquello que tuviese relación con España. En Barcelona teníamos tres plazas de toros, las calles se llenaban de gente que iba en masa a ver la tauromaquia, y se cerraron; y año tras año se han ido desplazando de la cultura popular todas aquellas tradiciones y festejos que pueden tener una mayor vinculación con nuestra cultura y creencias, como los belenes en Navidad, las ferias del caballo, las romerías, etc. ¿Qué queda en Cataluña de nuestras tradiciones? Bien poco, y cada año menos.

Los nacionalistas catalanes tratan de adoctrinar al resto de catalanes en el odio. Quieren que odiemos nuestro país, nuestra lengua nacional, nuestra cultura, nuestras tradiciones y nuestros festejos. Y es que lo que estamos viviendo en Cataluña es un claro ejemplo de la diferencia entre nacionalistas y patriotas. Mientras que los nacionalistas catalanes sólo tratan de fomentar y alimentar su odio hacia España, menospreciando nuestro país llamándolo “Españistán”, mintiendo sobre él, etiquetando a los catalanes que son hijos de emigrantes andaluces, manchegos, etc. como “Charnegos” o “basura blanca” o la ya conocida “bestias con forma humana”; los patriotas nos guiamos por el amor a la patria, y a todo lo que tiene relación con ella. Porque los patriotas amamos España, entendemos que compartimos una misma cultura y lengua, pero que cada región tiene sus propias características, sus tradiciones, festejos y cultura popular, y lo respetamos, estamos orgullosos de cada rincón de nuestro país. Los patriotas queremos cuidar y proteger la historia, la arquitectura, la gastronomía, las particularidades de nuestra nación, mientras que los hay que quieren destruir todo aquello que se vincule a ella, quieren destruir nuestra identidad nacional.

En las escuelas catalanas utilizan la excusa de la inmersión en la lengua catalana para relegar a un segundo o tercer plano la lengua española. Y es que la inmersión en las escuelas es un engaño más, donde no se está fomentando y cuidando el bilingüismo propio de Cataluña, sino que se está fomentando el odio y el desprecio a la lengua española. Sólo hay que ver cómo balbucean el español en el Juicio del Procés, o cómo los jóvenes le dan una patada al diccionario con los errores que cometen al hablar o escribir en español, ya que no son capaces de formular frases coherentes y con una estructura clara. Pero eso sí, los dirigentes políticos nacionalistas catalanes llevan a sus hijos a colegios privados trilingües, como los Pujol o los Maragall; mientras que nuestros hijos van a colegios públicos donde se impone el catalán por encima del español, para que nuestros hijos sean monolingües y encima estén adoctrinados en sus ideas políticas, porque como les de por decir que quieren aprender español o que aman España, serán llamados “fachas”.

Por suerte, en los últimos años ha surgido la resistencia catalana, ciudadanos de a pie que ya están hartos de tanto mamoneo, de que nos tomen el pelo, de que unos cuantos decidan sobre todos los ciudadanos, imponiendo sus ideas y mentiras para adoctrinar a nuestros hijos y a nosotros mismos. Esta resistencia ha dicho ¡basta ya!, basta a las mentiras y engaños, basta al genocidio de nuestra cultura, basta al ninguneo de la lengua española, y basta a tanto odio infundado hacia la sociedad catalana. La resistencia catalana ha despertado y pide respeto, ha plantado un pie al frente y se ha posicionado… pero no nos engañemos, aún falta poner el otro pie para acabar de proteger lo que es de todos. La resistencia acaba de nacer, pero hay que cuidarla, alimentarla y protegerla entre todos los españoles, para que todos aquellos catalanes que dudan y temen dar la cara, se envalentonen de una vez. Es un trabajo de todos, y especialmente de los partidos políticos en Cataluña que sólo se acuerdan de nosotros, los catalanes, cuando hay elecciones, cuando hay intereses políticos y cuando somos una moneda de cambio... ¡Basta ya!

Patricia Muñoz [Twitter: @PatriciaSbd] en MEDITERRÁNEO DIGITAL.
Coordinadora VOX Vallés Occidental (Barcelona). Politóloga. Activista Social. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.