La soledad de la Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña

guardia civil catalunya

En los tiempos convulsos que corren, vivir en Cataluña no es fácil, no lo es cuando vas con la cabeza bien alta por ser español, por defender tu patria y tu enseña nacional. No es fácil cuando eres un ciudadano de a pie, orgulloso de tu nación, pero tampoco es nada fácil cuando eres miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cataluña, Mosso Constitucionalista, Guardia Urbana de Barcelona o Policía Local.

En los últimos años, por desgracia, hemos vivido numerosas situaciones que han reflejado el ambiente de tensión que se respira en esta región. Hemos visto como se ha dado un golpe de estado y como han tenido que venir agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil a Cataluña, quienes han sido acosados, abucheados e incluso echados de los hoteles, por venir a realizar su labor profesional en cumplimiento de la Ley y por mandato judicial. Y no sólo eso, sino que hemos sido testigos de cómo se han señalado y discriminado en los colegios a los hijos de los Policías Nacionales y Guardias Civiles residentes en Cataluña.

También se han realizado numerosas manifestaciones y concentraciones por parte de los separatistas catalanes y los CDR ante las comisarías de la Policía Nacional, y ante las casas cuartel de la Guardia Civil en diferentes municipios de la región, incluso con antorchas al más puro estilo Nazi o Ku Klux Kan (sólo hay que buscar fotos en internet), con lanzamiento de huevos y petardos, y con gritos tipo: "Pim pam pum, que no quedi ni un" (Pim, pam, pum, que no quede ni uno), "las mujeres de Guardias Civiles no van a poder ir a comprar el pan", "Sabemos a qué colegios van sus hijos" o "sabemos a qué mercado va su mujer". Para mí, señores, estos son actos terroristas que están quedando impunes, y no debería ser así. Un ataque a un cuartel, insultos y amenazas a los agentes y sus familias, amenazas en redes sociales.. deberían ser todas perseguidas y tener sus consecuencias legales para estos individuos. No olvidemos que los CDR no son chavales, no son críos que están jugando a "liarla", ni son "travesuras", los detenidos rondan una edad media de 30 a 50 años. Así que ya no son unos jovenzuelos, y tienen edad más que suficiente para saber bien lo que hacen y sus posibles consecuencias. Que apechuguen con ellas. 

Estamos siendo todos, toda España, testigos del continuo acoso, desprecio y ataque hacia nuestra Policía Nacional y Guardia Civil en Cataluña, y a la vez estamos siendo testigos de cómo absolutamente nadie pone freno a esta situación, tienen que ser los propios agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil los que se mueven para ir denunciando y protegiendo a sus familias, ni siquiera se pronuncian las Asociaciones de mujeres o el Defensor del menor. ¿Dónde está el apoyo? Únicamente otras asociaciones de policías han mostrado su apoyo a sus compañeros, como es el caso de Politeia, asociación de policías en Cataluña, que trata con todos sus medios de denunciar estas situaciones y apoyar a los agentes. ¿Pero y el resto? ¿Gobierno? ¿Políticos? A la Generalitat ya ni la menciono, ¿para qué? Si para rematar, en el Parlamento de Cataluña realizaron una votación para expulsar a la Guardia Civil.

La presión no es puntual, es diaria. ¿Entendemos todos el precio psicológico de estas situaciones? ¿Entendemos que hay familiares, incluidos niños que también sufren estos ataques? ¿Dónde está la protección y apoyo a estas personas?

Patricia Muñoz [Twitter: @PatriciaSbd] en MEDITERRÁNEO DIGITAL.
Coordinadora VOX Vallés Occidental (Barcelona). Politóloga. Activista Social. 

Patricia Muñoz
Autor: Patricia MuñozWebsite: https://www.laflamencadeborgona.es/
Activista social y víctima de delitos de odio en Cataluña. Licenciada en Bellas Artes (UB). Máster en Análisis Político (UOC). Máster Márketing Digital (UOC). Curso 'Moral Foundations of Politics' (Yale University). Candidata VOX Sabadell 2019. Vocal de Apoyo a las Familias de Policías Víctimas de Violencia de Odio en la asociación Politeia. Empresaria propietaria de la marca de moda patriota y reivindicativa 'La Flamenca de Borgoña'. Columnista y colaboradora en diversos medios.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.