• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          IMAGE
          Edgar Sánchez Agulló
          El Gobierno 'paritario' de Pedro Sánchez
          Martes, 05 Junio 2018
          El Gobierno socialista de Pedro Sánchez será el mejor reflejo de la supuesta igualdad que defiende y predica el lobby...
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        La política como destrucción
        Sábado, 09 Junio 2018
        La historia política de España desde la Transición hasta hoy ha recorrido un camino marcadamente descendente. Se...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        Carta a la ex-Comandante Zaida Cantero
        Miércoles, 05 Abril 2017
        Estimada ex compañera, Comandante Zaida: He leído hoy en prensa que quieres quitar a los "pater", como apoyo...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Las pateras son el negocio del siglo XXI para las mafias
        Domingo, 17 Junio 2018
        España ha pasado a ser uno de los destinos preferentes para la inmigración ilegal. Sin ir más lejos, la mañana de...
      • Helena Ramírez Alarcón

        Helena Ramírez Alarcón

        
        IMAGE
        Helena Ramírez Alarcón
        Helena Ramírez Alarcón
        Lunes, 18 Junio 2018
        Me gusta ser Helena, por lo tanto me presento ante los lectores como persona natural y dedicada al mundo de la...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Miquel Roca
        Jueves, 21 Junio 2018
        Ponente constitucional, padre de la Carta Magna como les gusta llamarse de forma empalagosa, urdidor de acuerdos, gran...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Otro gobierno traidor, tras otro golpe de estado
        Domingo, 17 Junio 2018
        Reconozco que me gustan tanto los ministros de Pedro Sánchez como me gustaban los de Rajoy, los de Zapatero, los de...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        AQUARIUS: la mercancía humana
        Jueves, 14 Junio 2018
        Ante la inminente llegada del barco “Aquarius” con más de 600* seres humanos a bordo (y con la ayuda de dos barcos...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Periódicos y diarios digitales de España
        Miércoles, 20 Junio 2018
        Internet ha traído muchas revoluciones silenciosas sin que nos demos cuenta y ello nos está condicionando nuestras...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        La doble vara de medir, sentencia Gürtel y sentencia Nóos
        Viernes, 15 Junio 2018
        Hasta la saciedad en todos los medios de comunicación se ha lapidado al Partido Popular, en el sentido de que había...
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        Los espacios abiertos de un mañana feliz
        Lunes, 21 Mayo 2018
        Llevo mucho tiempo pensando que, en nuestro cada vez más pequeño entorno político, se hace verdad aquello de que...
      • Nora Selfie

        Nora Selfie

        
        IMAGE
        Nora Selfie
        Hasta el coño del feminismo
        Martes, 06 Febrero 2018
        Si fuera feminista diría eso de hasta los ovarios; y en caso de ser una de esas pijas con aires de superioridad, hasta...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Lucha justicia unida: sanidad pública y movimiento femenino igualdad real
        Viernes, 15 Junio 2018
        Todos conocemos a Jesús Candel, con el sobrenombre de Spiriman, médico granadino con el coraje de retar y denunciar...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        Galería de tontos contemporáneos (14)
        Lunes, 11 Junio 2018
        Doña Carmen Calvo Poyato, que no es cabrona, sino egabrense.
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        Bailando con lobos...entre dos aguas
        Miércoles, 10 Enero 2018
        Iceta reclama que el Estado perdone parte de los 52.000 millones de euros que debe Cataluña... Iceta pedirá el...
      • Rubén Navas

        Rubén Navas

        
        IMAGE
        Rubén Navas
        Puigdemont: el héroe de la falsa izquierda
        Jueves, 25 Enero 2018
        Érase una vez, un señor llamado Carles Puigdemont, presidente de paja de Cataluña, liberal, conservador,...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • Mundial
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Vie06222018

Última actualizaciónVie, 22 Jun 2018 1pm

Esa Falange que no grita

jose-antonio-falange

En mi opinión, la defensa a ultranza de la unidad de España –en este año difícil y convulso de 2.017- esconde graves peligros de naturaleza moral. Unos peligros que, conectados de forma íntima y estrecha con nuestra manera de entender el nacionalsindicalismo, pueden hacernos incurrir en un dilema ético y en una contradicción intolerable.

No podemos separar el concepto de unidad nacional del de la existencia de un proyecto nacional ilusionante y prioritario. Sin la postulación de un modelo republicano y sindicalista en el marco de una Revolución, la unidad nacional es un concepto hueco y una idea reaccionaria. La Patria no existe sin proyecto nacional. La Patria no existe sin una redención moral y material de la miseria y sin una transformación revolucionaria de nuestra sociedad. Todo lo que no comprenda esto no es más que pura trompetería imperial.

Por eso, la defensa numantina de España frente a la ofensiva salvaje del secesionismo catalán esconde una trampa moral insalvable. Porque si no dejamos claro que nuestra idea de unidad está inseparablemente unida a esta lucha republicana, sindical y revolucionaria, lo que acabamos defendiendo no es otra cosa que la organización territorial del Régimen de 1.978: el llamado Estado de las Autonomías. Una concepción de España exclusivamente territorial: aquella que respalda el orden decimonónico administrativo provincial bajo el lazo común de la Corona. La España de Felipe VI en definitiva.

Para eso no hacemos falta los falangistas. Porque defender la unidad nacional de esta forma no nos separa –en nada- de la más rancia extrema derecha del grito rojigualdo y del pasodoble apolillado. La gaita y la lira una vez más en el recuerdo y para su adecuada lectura. Porque esa vieja España cuenta con instrumentos de sobra para defenderse y porque ya se sirve de una amplísima legión de servidores públicos que trabaja en su respaldo y sostenimiento. Esa España injusta y administrativa que, con toda la fuerza del Estado y de sus instituciones, se está defendiendo del golpe secesionista mediante una simple aplicación de la Constitución y de las leyes. Una mera defensa legal que, sin abrir un debate político correlativo y paralelo sobre la vigencia de nuestra actual organización territorial, tan sólo servirá para poner un parche en esta inmensa vía de agua.

Me gusta pensar que existe un falangismo que no grita. Un falangismo que, alejado de las formas huecas y de las actitudes violentas, está pugnando por encontrar su sitio –un sitio humilde pero cómodo- dentro del panorama político español. Y la verdad es que no está nada fácil porque –de forma mayoritaria y visceral- los restos de aquello que conocemos como falangismo –jirones de tal organización, retales de la otra y rasgones de la de más allá- se ha mostrado asilvestrado y gritón en extremo en los últimos tiempos. Un falangismo que gesticula con una violenta vehemencia y otro falangismo que aburre con un indisimulado hastío. Unos y otros integran la versión más negativa de nosotros mismos y unos y otros se han mostrado incapaces –nos hemos mostrado incapaces- de ofrecer ante los españoles una propuesta netamente falangista y moderna: de brindar nuestro puñadito de soluciones a los gravísimos problemas que sufren nuestros ciudadanos.

Malos tiempos para el falangismo. Malos tiempos para Falange y para el nacionalsindicalismo. Sumidos en la negra confusión de una carrera en círculo hacia ninguna parte: pocos, dispersos e incapaces de dar una respuesta política válida y nítida en estos tiempos de crisis nacional.

Me gusta pensar que no somos pocos los falangistas que pensamos que no es momento de demostraciones de violencia estéril o de concentraciones públicas de objetivos desmesurados que tan sólo sirven para exhibir lo exiguo de nuestra fuerza, así como la total desvinculación de nuestros colores con la realidad de nuestra ciudadanía y con el pulso de la calle.

En mi opinión, este no es momento para la algarada ni para la confusión. Es el momento de hablar con sosiego y con tranquilidad allá donde nos dejen. Es el momento de explicar con calma nuestro propio proyecto nacional en círculos forzosamente pequeños. Es el momento de la política municipal y de los auditorios limitados. Es el momento de nuestra reorganización y de nuestras reformulaciones doctrinales. Es el momento de hablar mucho entre nosotros y con los demás, de escribir mucho y de pensar mucho, y de calibrar sosegadamente hacia dónde debemos ir y con quién. Es el momento de conectar unos con otros y de reagrupar nuestras escasas fuerzas. Es el momento de dar una oportunidad a la Falange por encima del tumulto gritón de una protesta estéril y de una actitud extraña a nuestra esencia más íntima y querida.

Nacho Toledano.
Abogado. Publicado en El Blog de Nacho Toledano

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.