• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Una sentencia para la Historia
        Lunes, 17 Junio 2019
        La Justicia escrita con mayúscula es ciega y su balanza y su espada simbolizan su búsqueda del equilibrio perfecto...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Jusapol está haciendo historia en las policías españolas
        Sábado, 22 Junio 2019
        Hoy vengo a darles una buena noticia, pero antes les voy a contextualizar para que entiendan mejor este otro episodio...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        No estuvieron en el homenaje a los Ertzainas asesinados porque carecen de discurso moral
        Lunes, 17 Junio 2019
        Conocí personalmente a Joseba Goikoetxea y a Genaro García Andoain. Fueron dos jelkides afiliados en la organización...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        Pactos contra los españoles con los votos de los españoles
        Jueves, 20 Junio 2019
        Ciudadanos hará como siempre, lo que le convenga a su secta partidista en particular y lo que le convenga a quienes...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Abderramán el progre
        Jueves, 20 Junio 2019
        Este martes saltaba la noticia de la retirada de un busto dedicado al antiguo califa de Córdoba, Abderramán III, que...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        ¿Quién tira los plásticos al mar?
        Domingo, 09 Junio 2019
        Evidentemente no pretendo defender la contaminación medioambiental solo desmontar todas las mentiras en torno a la...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Periodismo de investigación o periodismo de filtración
        Martes, 11 Junio 2019
        Acaban de dar un premio al denominado periodista Javier Chicote, por sus reportajes en el diario monárquico ABC.
      • Patricia Muñoz

        Patricia Muñoz

        
        IMAGE
        Patricia Muñoz
        Lucha en Cataluña: nacionalistas vs patriotas catalanes
        Martes, 18 Junio 2019
        El documento ideado por Jordi Pujol, la Agenda 2000, fue creado para desterrar el sentimiento español en las escuelas...
      • Patricia Sanz

        Patricia Sanz

        
        IMAGE
        Patricia Sanz
        Madrid, Madrid, Madrid
        Lunes, 17 Junio 2019
        Las aguas del Manzanares corren bien revueltas. La villa en la que pensaba el mexicano Agustín Lara experimenta el...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Infancia Libre: gobiernos y medios ocultan denuncias falsas son responsables
        Domingo, 23 Junio 2019
          Parece como una especie de milagro el cambio social en esta época donde por fin se ve que no todos los hombres...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        España, Ciudadanos, Vox y Valls
        Jueves, 20 Junio 2019
        Ayer oyendo la radio escuché a don Manuel Valls, muy conocido en la casa de su novia, aspirante o pretendiente, una...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

Opinión | Nacho Toledano

El presidente de los grifos de oro

trump-melania

Patrick Bateman, el asesino en serie de la novela American Psycho, tiene entre sus indiscutibles mitos a Donald Trump. Teniendo en cuenta este dato literario no me resulta extraño que, con el mismo entusiasmo frenético que despliega Bateman en la novela, muchos personajes del entorno político extremoderechista hayan manifestado su radical admiración por Donald Trump. El fachimbo -singular tropilla que siempre sabe arrancarnos la sonrisa- y su inesperada afición a celebrar los resultados de unas elecciones democráticas.

Donald Trump ha ganado las elecciones estadounidenses de Noviembre. Entre ambos candidatos, yo prefería a Hillary Clinton. Desde una perspectiva sentimental, me gustaba mucho la idea de una mujer al frente de los Estados Unidos de América. Y si bien su figura estaba asociada a un modelo político indudablemente agotado y negativamente elitista, no me cabe la menor duda de que resultaba mil veces preferible al patán maleducado que nos ha tocado en suerte. No creo que se tratara de una pugna entre la vieja política, representada por la Sra. Clinton, y la nueva encarnada por Trump. Se trataba de una cuestión dirimida entre la vieja política de Hillary y la viejísima política de Donald Trump.

La aparición en American Psycho de la figura de Donald Trump no es casual. El Presidente electo es una figura mediática muy conocida desde hace años. Es un gañán curtido en las artes excelsas de la telebasura y del pelotazo financiero. Los más viejos del lugar recordamos su reality televisivo El Aprendiz. Su increíble mala educación en la forma de tratar y de dirigirse a los concursantes. Su lenguaje grosero y sus actitudes prepotentes. Su exaltación constante de los beneficios capitalistas por encima de todo y de todos. No tiene desperdicio. Una simple revisión de este programa mítico nos sirve -por encima de cualquier otra sesuda consideración geopolítica- para rechazar al nuevo Presidente desde el minuto uno. Para que luego digan que la adicción a la telebasura nos aleja de la realidad social y del sano criterio político.

En 1.991, Bret Easton Ellis publicó una de las críticas más ácidas y lúcidas que se han escrito sobre los usos y costumbres sociales de los últimos años del siglo XX. En American Psycho -y a través del humor negro de un relato dibujado con múltiples contrastes de delicada ironía, profunda crueldad y descarnado realismo- se contaba la historia del yuppie y psicópata Patrick Bateman, al tiempo que se criticaba un mundo caracterizado por la idealización suprema del éxito económico, el culto al cuerpo, el hipermaterialismo sin barreras, el sexismo machista y el clasismo como pauta en las relaciones humanas. La América de principios de los 90. Y como recordaréis todos aquellos de vosotros que la hayáis leído, este elegantísimo y cultivado asesino en serie tiene -entre sus máximos héroes y mitos- a Donald Trump.

En esa época -y por supuesto en esta- Donald Trump era el símbolo de todo aquello que el libro reflejaba. Porque Mister Trump no es un outsider alternativo que defienda un conjunto de valores distintos a los imperantes dentro del sistema capitalista. Donald Trump siempre nos ha acercado a los terribles escenarios del megacapitalismo tenebroso: un espacio económico caracterizado por el indivualismo férreo, por el egoísmo y la insolidaridad social y por la búsqueda del beneficio a cualquier precio. Donald Trump representa todo lo que de negativo, cutre y choricero puede tener América y la exacta delimitación de sus peores defectos. Los caracteres del viejo capitalismo que han hecho muy grandes a unos pocos y muy pequeños a otros muchos. Encarna, en definitiva, a la América que no nos gusta.

No me gusta su forma de tratar a las mujeres. No me gusta su admiración por el gangster de Putin -malos tiempos se ciernen sobre Ucrania o sobre los opositores sirios- y no me gustan ni la criminalización del inmigrante ni el levantamiento de muros fronterizos. El aislacionismo estadounidense no ha solido ser más -desde la perspectiva de la Historia- que el preámbulo de grandes cataclismos mundiales: con esta posición de pasividad en el exterior, se abren las posibilidades de intervención de las dictaduras expansionistas.

Pese a todo ello, se nos suele olvidar que son los ciudadanos estadounidenses los que han elegido a Donald Trump. Nosotros creemos que este plutócrata gordo, grosero y hortera es impresentable. Europa y su propia manera de entender la cuestión. Sin embargo, millones de americanos no lo creen así: han conectado con su mensaje y han confíado en su capacidad de liderazgo. Y es aquí donde radica, precisamente, la principal limitación a los aspectos populistas del programa de Trump: en el origen democrático de su mandato y en la imposibilidad de quebrar el modelo de contrapesos del poder que, desde aquel ya lejano 1.776, se ha venido consolidando en los Estados Unidos de América. Porque no es ilimitado el poder del Presidente y porque, en consecuencia, sus iniciativas políticas deben siempre ajustarse a la Constitución y a las leyes. Porque esta atípica y mediática Presidencia no podría romper -aunque lo pretendiera- el complicado esquema de equilibrios y de garantías constitucionales de un sistema democrático plenamente consolidado.

Por eso, me gusta creer que Donald Trump y su grifería de oro no suponen más que una anécdota más de estos tiempos revueltos y difíciles. Una muestra más de algo que, en España, llevamos tiempo asimilando día a día: que aquello de la nueva política no es más que un conjunto de soluciones ineficaces, de posturas televisivas absolutamente vacías de contenido, de un inaudito mal gusto y de un maleducado horterismo en las formas. Por suerte, a este Presidente le sucederá otro y, mientras tanto, asistiremos con curiosidad a los primeros movimientos de esta nueva etapa que, al igual que en el mundo entero, se está abriendo en los Estados Unidos. Una nueva política de grifos de oro, de meñiques levantados y de basura moral -y también de la otra- que se nos viene encima.

Nacho Toledano. Pubicado en El Blog de Nacho Toledano

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.