Opinión | Miguel Bernad

Una nueva profesión que no exige titulación ni formación: analista político

arv

En los últimos años aparecen en las tertulias televisivas personajillos a los que se califica, o se auto califican, como "analistas políticos".

La denominación transmite al espectador, en apariencia, la creencia de que se trata de un experto tertuliano en temas políticos, un auténtico profesional en la materia, vamos.

La realidad es bien distinta.

Su análisis sobre la situación política se circunscribe a una opinión extraída de la lectura de lo que publican los diferentes medios.

Ese "análisis" no tiene ningún valor añadido, y es similar al de miles, posiblemente millones, de personas, que también leen la prensa, ven televisión, y escuchan las tertulias de la radio...

La auto denominación de "analista político" fluctúa todos los días sobre las noticias comentadas por esos "opinadores", que en realidad no tienen ninguna opinión propia que manifestar, y se dedican únicamente a transmitir lo que han leído, u otros con más fundamento intelectual y formativo que ellos, han pensado sobre los hechos.

Por favor, que no nos vendan motos como si fueran una "marca exclusivo", o dando un marchamo de autenticidad, a esos correveidiles que se hacen llamar "opinadores políticos".

Miguel Bernad Remón. Abogado y Secretario General de MANOS LIMPIAS
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.