La Ex cúpula de UGT al banquillo

candido mendez

Los artífices de la imputación por las facturas falsas, fueron de Juez Mercedes Alaya y el Sindicato Manos Limpias, en el contexto cursos de formación.

Cronología

PRIMERO.- Manos Limpias, desde el año 1999, venía denunciado el fraude de los cursos de formación por los agentes sociales, patronal y sindicatos. El asesinado Fiscal de la Audiencia, don Luis Portero, inició un proceso contra UGT, que se desactivó cuando fue asesinado por la banda terrorista ETA.

SEGUNDO.- Posteriormente Manos Limpias, denunció ese mismo fraude, de CCOO y UGT y la Patronal en la Audiencia Nacional, recayendo en la Magistrada Teresa Palacios, pero diversos avatares de la Fiscalía bloquearon la denuncia.

TERCERO.- Posteriormente, en diversos juzgados de Castilla y León, Castilla la Mancha, Madrid, Barcelona, Islas Canarias, Mallorca, Asturias, Cantabria, País Vasco, Andalucía, Manos Limpias interpuso múltiples denuncias.

CUARTO.- Ya en el año 2012, la Jueza Mercedes Alaya y la acusación Manos Limpias, afronta con valentía el procedimiento contra UGT-A por fraude en los cursos de formación donde UGT-A se lucraba a través de facturas falsas.

QUINTO.- Simultáneamente, Manos Limpias, denunció ese fraude masivo en la Audiencia Nacional, órgano competente, al tratarse de un fraude a nivel nacional. La denuncia recayó en el Juez Santiago Pedraz, que de forma irresponsable se inhibe, alegando que la Jueza Mercedes Alaya estaba instruyendo un caso individualizado en Sevilla.

El fraude es competencia en la Audiencia Nacional

A tenor de lo preceptuado en la Ley Orgánica del Poder Judicial, el órgano competente es la Audiencia Nacional.

Manos Limpias, insta al Consejo General del Poder Judicial a que la Audiencia Nacional asumiera tales procesos, y además solicitó la creación de un Juzgado Central de Instrucción para esa macro causa.

La respuesta fue el silencio más absoluto.

Se aparta a la Juez Mercedes Alaya y se criminaliza a Manos Limpias

Con objeto de que este masivo fraude no lesionara la imagen de los agentes sociales, se apartó a la Jueza Mercedes Alaya de esa investigación y posteriormente se criminaliza a Manos Limpias, para desactivar su acción popular.

El fraude de las facturas falsas UGT-A se dirime en otro juzgado de instrucción, el nº 9 de Sevilla, hurtando la competencia de Mercedes Alaya.

Se trata de una organización criminal

El fraude de los cursos de formación constituye a tenor de lo preceptuado en el Código Penal, la estructura de una organización criminal duradera en el tiempo y con una estructura piramidal y unos fines ilícitos y delictivos.

La Justicia está aplicando distintas varas de medir en cuanto a la disolución de organizaciones criminales

Los casos de la Federación de Futbol (Ángel María Villar); el 3% de CDC; los ERES de Andalucía; BBVA; GÜRTEL (PP), entre otros muchos, no se ha pedido por la Fiscalía, la disolución y si en cambio para el sindicato Manos Limpias.

Parece obvio que en un país dónde “reina” la corrupción, molestamos, y mucho…

Esta forma de actuar de la justicia, pone en evidencia la falta de seguridad jurídica y de legalidad de los órganos judiciales, no siempre, pero sí en casos importantes, que son los que más daño hacen a la imagen pública de la “justicia”.

El tiempo pondrá a cada uno en el sitio que le corresponde y algún día quizás muy pronto, la sociedad española, se dé cuenta de la gran importancia que ha tenido, y sigue teniendo, una organización como el sindicato Manos Limpias, referente de la lucha contra la corrupción que era incómoda para un régimen y unas instituciones asentadas en la corrupción realizada.

Y que, por desgracia para todos, siguen chapoteando en la corrupción generalizada, ante una Justicia que cada día es menos Poder Judicial, y más Administración de Justicia.

Miguel Bernad Remón. Jurista y Secretario General del Sindicato MANOS LIMPIAS
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.