No se prorrogará el estado de alarma #Masby

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Las afirmaciones de Pedro Sánchez sobre la prórroga del estado de alarma son interpretables y modificables dependiendo si las pronuncia antes o después del 4 de mayo.

Pedro Sánchez ha sido claro en todas sus afirmaciones en los últimos días «La intención del Gobierno es no prorrogar el estado de alarma». Bueno, esto es lo que dice en estos momentos antes de las elecciones del 4 de mayo de Madrid pero para saber qué ocurrirá realmente debemos esperar al 5 de mayo para conocer qué hará el «largo caballero».

De Pedro Sánchez puedes esperar cualquier cosa, te recuerdo que más grave fueron sus afirmaciones contundentes cuando decía “nunca pactaré con Bildu ni etarras”, y ya ves como acabó, pactando con separatistas, etarras y con cualquier piraña antiespañola que se cruzara en su camino.

A estas alturas de la degradación política y de la pobreza económica que vivimos en España ya no debemos hablar de estado de alarma si no del estado alarmado. Te recuerdo que el término alarmado es el estado emocional antecesor al de acojonado.

A Pedro Sánchez, excepto estar en la Moncloa, le importa todo una mierda, incluso la verdad y la dignidad. Ya lo avanzó Arturo Perez-Reverte, ojo, el 27 de diciembre de 2019, “Naturalmente que Sánchez es interesante. Es el más interesante (y votado, ojo) entre todos los moñas que hacen política en España. Un cínico sin escrúpulos, sin honor, capaz de robarle las herraduras a un caballo al galope. Asisto fascinado a su (nuestra) carrera hacia el abismo.”

Y por si acaso la predicción de Reverte en 2019 te parece floja, observa que ya dejó por escrito el término “moñas” un año antes de que Pablo Iglesias ni tan siquiera pensara que se pondría una moña para “vicepresidir” la vicepresidencia de la presidencia de Pedro Sánchez.

Lo he comentado en muchas ocasiones, soy muy fan de Reverte y además es mi maestro de letras aunque él no lo sepa, lo único que me duele de que Twitter me suspendiera mi cuenta en junio de 2020 es que Reverte ya no me sigue en Twitter y no le puedo hacer llegar mi admiración por su lucidez política que tantas veces imprime entre renglones.

Así de alarmado lo pienso y así de acojonado lo digo.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.