Opinión | Juan Vicente Santacreu

Día de la Mujer - Del feminismo a la androfobia

huelga feminista 8m feminazis

Es curioso que todas las locas que berrean los derechos de las mujeres defiendan el uso del pañuelo moro que simboliza sumisión total al macho y les despoja de todo derecho social. Esas son verdaderas víctimas del machismo ancestral.

El feminismo, al igual que la mayoría de los "ismos", fueron movimientos originalmente buenos y necesarios pero que, con el tiempo, se han degradado convirtiendo el mensaje embrionario en una sarta de imbecilidades encadenadas.

Conviene recordar que a la mujer española le ha costado quinientos años de lucha, desencantos y amarguras para llegar donde está y para que ahora, en pleno siglo XXI, venga una panda de marimachas, que a base de sueldos y subvenciones enarbolan la bandera de la libertad femenina como si los derechos femeninos fueran una exclusividad de la izquierda rancia. Sí, esas putorras, y lo digo literalmente ya que se venden por dinero, solo lanzan proclamas vacías y carentes de sentido en la España actual, en cambio callan ante la opresión y el menosprecio que sufren las moras en nuestro país. Y en todo el mundo. Pero es más, defienden que el pañuelo moro no es sumisión al macho, sino riqueza cultural. La realidad es que esa riqueza no la veo por ningún lado, las moras son tratadas como perras, no pueden entrar en un café, ir solas a comprar, entrar en un estadio, conducir, ni tan siquiera tienen derecho en muchos países a estudiar. ¿Dónde está la riqueza?

Un día vuestros nietos hablaran de vosotros sobre la ley de género como vosotros habláis de la Santa Inquisición donde bastaba una denuncia falsa para quemar a alguien en la hoguera. Lo que ocurre en España para que prosperen con tanta ligereza leyes como la del género masculino solo se entiende porque, como he dicho en muchas ocasiones, España es un país donde los malvados, hijoputas y borregos suman mayoría.

Lo cierto es que las mal llamadas feministas, feminazis sería lo correcto, han aglutinado a un colectivo de frígidas cavernícolas que lo único que pretenden es dar rienda suelta al odio que sienten hacia el macho para convertir un movimiento loable como ha sido a lo largo de la historia el feminismo en una androfobia recalcitrante.

Así lo pienso y así lo digo a tontas y locas.

Juan Vicente Santacreu [Twitter: @JVSantacreu]
Coordinador y portavoz de la Plataforma Masby

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.