Cataluña arde

barcelona barricadas

Muchos se preguntan, y cada vez más, cómo hemos llegado hasta aquí. Está claro que los únicos que conocen la fuerza que tienen los dialectos tribales son los separatistas, basta ver que la mayoría de jóvenes son separatistas porque perciben la lengua española como una invasora, mientras tanto los imbéciles siguen pensando que los dialectos son riqueza.

Ante las revueltas catalanas por el juicio a los golpistas escribí este pequeño post en octubre de 2019.

Por si no te has dado cuenta, y ya que nadie lo “cuenta” te diré que los Mozos de las Cuadras, o sea, los Vigilantes de los borregos, están participando pasivamente en las protestas callejeras de Cataluña. Sí, participan y colaboran con su pasividad. Aquí no se trata de detener a los que dirigen el cotarro ya que son mercenarios y expertos en lucha urbana contratados por los CDR, es más, no saben casi español y menos catalán –un día os hablaré de estos freelance guerrilleros-. Ni tan siquiera se trata de detener las protestas, lo que pretenden desde hace años es hacer mucho ruido, cuanto más mejor, para internacionalizar el conflicto en todos los medios de comunicación y así legitimar sus pretensiones secesionistas que gracias al traidor Mariano Rajoy y ahora al estirado Pedro Sánchez lo están consiguiendo.

Lo que más me divierte de toda esta película es ver cómo lloriquean cuatro gilipollas al ver que España se rompe poquito a poco, sí esos cuatro gilipollas que decían que los dialectos tribales son riqueza cultural. Y como son gilipollas no se enteran ni se enteraran.

¡Adelante Cataluña, a por la independencia que Valencia y Baleares os seguiremos!

Por cierto, como los putos dialectos tribales no tienen nada que ver con los separatismos, os dejo una preguntita sencilla para los cuatro gilipollas de turno, ¿qué tienen en común Baleares, Valencia y Cataluña? Tic, tac, tic, tas…

A estas alturas puedo afirmar que los gilipollas son los mejores colaboradores que tienen los separatistas en España.

Buenos día, sed felices y cuidado con los gilipollas que son peligrosos, muy tóxicos y contaminan.

Juan Vicente Santacreu [Twitter: @JVSantacreu]
Coordinador y portavoz de la Plataforma Masby


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.