Pablo Iglesias abandona la política

♦ ¡Síguenos en Telegram!

Alguien tenía que decirlo: Pablo Iglesias abandonó la política. Concretamente fue el pasado 15 de marzo, en los famosos idus de marzo en fatal casualidad sin aparente intención paródica…, cuando anunció que dejaba la vicepresidencia (segunda) del gobierno de España para ser el candidato de PODEMOS a la presidencia de la región madrileña para las elecciones del próximo 4 de mayo. Así, de este modo, y sin pasar por elecciones primarias y pasando por encima de la eventual candidata femenina de aquel momento, como buen alfa, Pablo Iglesias dio el paso de abandonar la política.

Se podrá objetar que no es así, que de hecho sigue en la política, porque se presenta a unas elecciones. No, ha escogido estar en una posición cómoda de oposición permanente. Muy ingenuo debería ser (y no lo es) para pensar que puede hacer algo serio ante la candidata de la derecha, la Sra Ayuso. Ni en las encuestas más cocinadas lo haría, siendo actualmente el candidato peor valorado por los madrileños.

Su recorrido, desde que saltó a los medios en 2010 y cuando en 2014 fundó PODEMOS con su avasallador triunfo con cinco diputados ese mismo año (usando su rostro como logo del partido), ha sido meteórico hasta que ha chocado con la realidad. Hasta ese momento, era un clérigo moderno, es decir, un periodista, un moralista, un telepredicador con un excelente dominio de la oratoria (estudió Derecho) que ha sabido transportarse con su palabrería vana hasta una hermosa casa con jardín en Galapagar dejando atrás el barrio de Vallecas. Digno de aplauso.

El 26 de junio de 2016 alcanzó su techo con 71 diputados en el Congreso de los diputados (3ª fuerza) a poca distancia del entonces decaído partido socialista con 85 diputados en ese momento. Parecía posible que PODEMOS llegase a ser el nuevo gran partido de la izquierda española y que al PSOE le aguardaba el destino del PASOK griego ante SYRIZA (el PODEMOS griego) en 2015.

A partir de ahí, todo cuesta abajo. En febrero de 2017 se escinde de su viejo compañero Íñigo Errejón, el cual actualmente se ha negado a comparecer con Iglesias en la misma candidatura en las elecciones madrileñas. En mayo de 2018 montó la bufonada de unas elecciones internas en PODEMOS para que la militancia dijera si aprobaba o no que él se comprase una mansión en las afueras de Madrid. Algo que nada tiene que ver con la política ¿o acaso hubiera renunciado a comprar la casa y hubiera regresado a Vallecas ante el NO de sus partidarios? Da risa pensarlo. Los burgueses bohemios necesitan espacio para sus chakras.

En el mismo año de 2018 se produjo la moción de censura que proclamó a Pedro Sánchez presidente del gobierno. Inmediatamente fueron convocadas elecciones para abril de 2019 donde el PSOE consiguió mayoría simple. Era el momento de entrar en el gobierno, pero… puso mil trabas y finalmente se volvieron a convocar elecciones para noviembre. Y esta vez sí que entró PODEMOS en el gobierno. Se formó el 7 de enero de 2020 y Pablo Iglesias se ha salido este 15 de marzo. Con la pandemia de por medio, sus 26 diputados y sus 0 senadores ¿cuáles son sus logros? Ninguno, simplemente.

Por lo cual, ahora ya le tocaba salir de la política, el plumero empezaba a asomar incluso entre su gente: con toda seguridad tendrá su asiento de diputado en el parlamento regional de Madrid y desde allí, a modo de púlpito, seguirá clamando contra un Sistema y un régimen que le han proporcionado un excelente estilo de vida, denunciará las maldades de su bienhechor y proclamará la necesidad de medidas morales tales como las leyes de género, la sostenibilidad ecológica, los derechos de las minorías y otros asuntos que nada tienen que ver con la política. Será el cura de la parroquia.

Y así como algunos queman su vida por un ideal, otros queman un ideal por su vida. Todo en orden.

Jordi Garriga
Autor: Jordi Garriga
Técnico industrial especializado en dirección de CNC. Colaborador en diversos medios españoles y del extranjero como autor, traductor y organizador. Ensayista, ha publicado varios libros sobre temas históricos, políticos y filosóficos. Ha sido militante y cuadro político en Juntas Españolas y el Movimiento Social Republicano.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.