Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 11pm

Opinión | Jordi Garriga

¿Hacia la extinción del PP?

rajoy casado

Todos los que presumíamos que VOX iba a tener un crecimiento limitado nos estábamos equivocando. El último sondeo, que le otorga un 13% de los votos y de 43 a 45 escaños parece confirmarlo: el resultado electoral más espectacular en España para un partido catalogado como "extrema derecha".

¿Qué ha sucedido para llegar a esta situación? El PP, ya desde que se llamaba AP, lideró y aglutinó bajo sus siglas a la derecha en todas sus vertientes, desde nostálgicos de Franco hasta liberales eurófilos. Su gran victoria y auge llegaron de la mano de Aznar, cuando inteligentemente abrazaron todo el espectro del centro-derecha para desalojar al PSOE del gobierno.

Fueron buenos tiempos y el PP, acomodado en la lógica del bipartidismo, mantuvo una línea de gobierno conforme a los estándares europeístas, siendo tanto PP como PSOE las respectivas versiones del camino globalizante neoliberal.

Pero la crisis económica de 2008 lo empezó a torcer todo, y en 2011 los ciudadanos empezaron a movilizarse en las calles.

La izquierda tomó nota de ello y empezó a canalizar la rabia de amplios sectores de la población, lo que posibilitó el nacimiento y auge de Podemos, en clara competencia directa con el PSOE por la hegemonía social y política del espacio socialista.

Al mismo tiempo, y de manera menos evidente, otro partido surgía como buque insignia de aquellos españoles a los que repelía el excesivo escoramiento y las reivindicaciones de Podemos: Ciudadanos se presentaba como un partido de ambición centrista y que desde hace casi diez años parece imparable.

Y en estas... Surge VOX. Presentados como un demonio, la ultraderecha, fascismo, etc... Tras lograr en las elecciones andaluzas 12 diputados, una cifra que ni ellos mismos contemplaban, y tras ver las estimaciones de los sondeos actuales, se puede llegar a una conclusión.

No es que el voto a VOX sea un producto pasajero o de rabia pura y dura, sino que, una vez que Ciudadanos se ha comido el espacio situado en el centro, al PP sólo le quedaba la derecha. Y esa derecha, a la que el PP en sucesivas elecciones ha ido decepcionando y desencantando de manera descarada, manteniendo leyes y promoviendo políticas que simplemente repugnaban a buena parte de su electorado, éste ha hallado a un interlocutor mucho más válido en Abascal y los suyos, los cuales dicen alto y claro lo que la derecha desea oír.

El PP está pagando su indefinición y su falta de adaptación al momento actual. Quienes pensábamos que al final el votante derechista volvería al redil, nos equivocábamos.

A la izquierda el reparto está claro entre PSOE y Podemos (socialdemócratas y socialistas), mientras que entre la pinza de Ciudadanos y VOX, el PP está perdiendo su espacio, y es posible que retroceda hasta niveles insospechados.

Jordi Garriga Clavé [Twitter: @Jordigave]
Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Jordi Garriga
Autor: Jordi Garriga
Técnico industrial especializado en dirección de CNC. Colaborador en diversos medios españoles y del extranjero como autor, traductor y organizador. Ensayista, ha publicado varios libros sobre temas históricos, políticos y filosóficos. Ha sido militante y cuadro político en Juntas Españolas y el Movimiento Social Republicano.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.