Opinión | Jordi Garriga

Cataluña: patriotas y... patriotas

 independencia

Las palabras no son neutras, ni inocentes. En política están perfectamente seleccionadas y calculadas, pero no para explicar correctamente las cosas, sino para influir en las emociones de las gentes, en conducirlas al terreno donde se desea que se sitúen, aparentemente, por sí mismas. Son un cebo y hay que tener mucho cuidado en no usar el lenguaje del enemigo: si lo usa, es por algo, y ese algo no será bueno para ti.

Podemos hallar muchos ejemplos de esto en el lenguaje llamado "políticamente correcto", en el cual las palabras suavizan unos hechos y radicalizan otros en función de los intereses de la clase global dominante. Por ejemplo, no digan "aborto", digan "interrupción del embarazo"; no digan "víctimas civiles", digan "daños colaterales"; no digan "loco", digan "persona con lógica alternativa"... Y así sucesivamente. Es la versión perversa de los eufemismos para no decir palabras sucias.

Naturalmente, las definiciones son una etiqueta, un sello con el que no solamente se marca a la persona o grupo, sino que también se desea definir su recorrido, su historia, su "maldad" o "bondad" intrínsecas y obligatorias. Tal como en los cuentos, ya sabemos que el personaje del lobo suele ser el malo, y el personaje del niño indefenso suele ser el bueno, ya lo sabemos desde el principio.

En Cataluña, durante el delirante "proceso independentista" que estamos viviendo, esta guerra de definiciones se lleva a cabo de una manera muy efectiva por parte del bando separatista. Es normal, hace más de 30 años que están aplicando una guerra cultural a todos los niveles en esa sociedad, y ya están impacientes por recoger los frutos.

Son varias las definiciones y autodefiniciones entre los dos grupos, entre aquellos que quieren separar a Cataluña del resto de España, y aquellos que son leales a la nación española. Para ver cómo se aplica la estrategia de la definición, voy a describir los términos según sean favorables o no a los separatistas:

FAVORABLES A LOS SEPARATISTAS:

FAVORABLES A LOS PATRIOTAS:

En resumen: No dejéis nunca que sea el otro quien fabrique el discurso, porque siempre lo hará a su favor, y nunca coincidirá con la realidad, sino con SU realidad.

Jordi Garriga Clavé [Twitter: @Jordigave]
Escrito para 
MEDITERRÁNEO DIGITAL

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.