Piensa (n) en verde
Última actualizaciónLun, 06 Abr 2020 10am

Opinión | Jordi Garriga

Piensa (n) en verde

ecologismo comunismo

Desde hace más de un siglo estamos inmersos en guerras mundiales. Hoy estamos viviendo la Cuarta Guerra Mundial. Si, para empezar, hubo la de 1914-1918, que fue el primer conflicto global de la historia en el cual la diferencia entre la derrota y la victoria podía depender de la tecnología de cada oponente. Luego hubo una tregua hasta la guerra de 1939-1945, donde el dominio de la geopolítica, abastecimientos y comunicaciones acabó con la primera derrota global europea y la primera victoria de aquellas civilizaciones surgidas de Europa. La tercera guerra mundial empezó inmediatamente hacia 1949, aunque la conocemos como “guerra fría” y duró hasta 1991 con la desintegración de la Unión Soviética.

Desde 1991 hasta ahora estamos viviendo la Cuarta Guerra Mundial, que empezó con un actor solitario, los USA imponiendo sus políticas y su sistema económico al resto del planeta, expandiendo la OTAN hasta las puertas de Rusia, agrediendo a Oriente medio e intentando aislar a China. En esta guerra que vivimos actualmente, el acceso y distribución de los recursos es el campo de batalla principal.

Uno de los ejes de este conflicto global es la paulatina implantación de la “dictadura verde” en Occidente. Una vez liquidada la religión tradicional como fuente de consenso y miedos, aglutinador de esperanzas y justificador de sacrificios, le toca el turno al ecologismo (junto al feminismo y a los micro-identitarismos sociales) como la doctrina intocable. Y como en toda religión de dios único (el Mercado), hay un apocalipsis, un armaggedon, un Kali-yuga en ciernes: el cambio climático ¿acaso no vemos las señales, pecadores del diesel?

Pues de momento solo vemos a millonarios y famosos metiendo miedo al 99% de la población, como si fueran niños pequeños, para que empobrezcan su vida cotidiana. Cuando ELLOS no renuncian en absoluto a su estilo de vida, tal como predicadores bien cebados llamando a la austeridad (hay cosas que cambian bien poco).

Que sí, que el cambio climático seguramente exista, aunque no sé qué pueden hacer los de abajo renunciando masivamente a la calefacción, al aire acondicionado, al coche, a la carne...

Es que si lo hacen de verdad, hunden la economía de los mete-miedo.

Porque las grandes industrias y las políticas económicas son las primeras contaminantes del planeta. La única solución no es cambiar el modelo de consumo, sino el modelo de producción.

Yo creo que mientras no hallan el modo de tirar mejor la basura que generan, prefieren que sean los tontos de abajo los que se sacrifiquen. Cuando hallen la forma más barata de, pongamos, enviarla a otro planeta, el ecologismo-caviar se irá a la papelera de la historia.

En el momento de escribir estas líneas, me informo de que la Mesias Greta ya está en Lisboa tras su peregrinación por el desierto mojado del Atlántico. Pronto llegará a Madrid, tal vez montada en un pollino de cero emisiones, para alegría y jolgorio de los creyentes. Allí también le esperan los patrocinadores del evento: Endesa, Iberdrola, Banco de Santander, BBVA, Siemens y otros hippies. Que sean empresas punteras en explotación económica y daño medioambiental es lo de menos, tal vez deseen redención.

En serio: ahora lo que sigue es la extensión del negocio al terreno de las “sostenibles” sin dejar de tener el pie en las otras, porque ellos piensan en verde, en verde billete por supuesto. Obstaculizaron todo lo que pudieron las energías renovables y ahora se apoderarán de ellas para venderlas a precio de gasolina… Ello, junto a otra señal más de los tiempos que vienen de “dictadura verde”, con su intención, de los máximos dirigentes de la UE, de hacer de nuestro continente un lugar “sostenible medioambientalmente” nos lleva a la siguiente conclusión: iremos en bici, comeremos gusanos y nos taparemos con mantas si tenemos frío, mientras el 1% devora filetes en sus aviones privados. ¿El progreso era esto? 

Jordi Garriga Clavé [Twitter: @Jordigave]
Escritor, articulista y traductor. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Jordi Garriga
Autor: Jordi Garriga
Técnico industrial especializado en dirección de CNC. Colaborador en diversos medios españoles y del extranjero como autor, traductor y organizador. Ensayista, ha publicado varios libros sobre temas históricos, políticos y filosóficos. Ha sido militante y cuadro político en Juntas Españolas y el Movimiento Social Republicano.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.