Opinión | Jesús Muñoz

Separatismo, sus cómplices no pueden formar parte de la solución

soraya-junqueras

Repetir las elecciones en Cataluña no solamente no es la solución al problema de Cataluña, sino que lo agravaría aún más y lo perpetuaría. Es más, aunque ya casi nadie lo reconozca, el haber convocado las elecciones de diciembre pasado tras haberse producido un golpe de Estado para destruir una nación dos meses antes, y con el agravante de que se ha permitido presentarse a esas elecciones otra vez a los autores del golpe, a ellos y a sus partidos, y sin haber tomado medidas preventivas como la suspensión total de la autonomía catalana, ha sido un acto de alta traición tan grande por parte del gobierno, como el que han perpetrado los propios separatistas.

Porque ya está bien de considerar a los separatistas como los únicos culpables de lo ocurrido en Cataluña antes del golpe de estado, durante y después. Cada crítica que se hace a un separatista por lo que hace o por lo que dicen, separatistas que siguen en sus cargos y en libertad con todo lo que ha ocurrido, en realidad es un reconocimiento de la complicidad de todo el sistema con el ataque continuo a la unidad de España. Pero es un reconocimiento que todas las instituciones del sistema se niegan a admitir. Sólo los falangistas y otros patriotas estamos denunciando que la permisividad con los golpistas por parte del gobierno y todo el sistema es su principal arma. Sólo nosotros llevamos décadas denunciando, y más en estos últimos meses, que la democracia actual lleva más de 40 años regalándole la munición al enemigo para que la utilice contra España y los españoles.

Mientras, el Gobierno español del Partido Popular, que es quién gobierna en Cataluña en la actualidad con la aplicación del artículo 155, sigue echando la culpa a los demás, o incluso al mismo empedrado, cuando él es el responsable de todo lo que ocurre.

Estos días hemos oído o leído a los dirigentes del PP culpar a otros de sus responsabilidades.

Andrea Levy se ha quejado del trato cuando acude a medios de comunicación separatistas, medios que su partido y gobierno miman y subvencionan y deberían haber cerrado o controlado.

Rafael Hernando dice que es un "disparate cósmico" la candidatura a la presidencia de la Generalidad de gente como Jordi Sánchez o Puigdemont, cuando su gobierno y su partido les ha permitido presentarse para ese cargo.

El Gobierno "ha considerado mezquino, irresponsable y sectario el plante de Colau y Torrent al rey en el MWC en Barcelona", pero ha permitido y fomentado este plante y ha permitido que sigan en sus cargos semejantes personajes.

Y ayer mismo, Méndez de Vigo dice que "es imposible alterar la escuela catalana con el artículo 155".

Con todo esto demuestran que una de dos, o bien que la Constitución de 1978 y su artículo 155 no sirven absolutamente para nada, con lo que habría que derogar esa Constitución, o bien que no quieren aplicar la Constitución y el artículo 155 por el bien de España, con lo que demuestran su complicidad.

¿Cuál es entonces la solución en primera instancia a este problema?

Ilegalización de todos los partidos separatistas.

Disolver las autonomías y mientras se hace esto, recuperar todas las competencias, empezando por educación, seguridad, sanidad y cultura, y no conceder ni un duro que se pueda usar contra España.

Cese inmediato y encarcelamiento preventivo, inmediato también, de todos los separatistas con responsabilidad con el golpe separatista del año 2017 y los que nos han llevado a este punto.

Construir en toda España una conciencia nacional, un hermanamiento entre los ciudadanos de unas y otras regiones, y el repartir la riqueza existente y la que se genera en nuestra nación, para el bien de España y los españoles, no para el mantenimiento de un sistema que está acabando con esa nación.

Este es el único camino, lo demás son zarandajas.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Falangista. Portavoz del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.