Última actualizaciónVie, 10 Jul 2020 9pm

Opinión | Jesús Muñoz

Pacto PP y Cs, será lo que el sistema quiera que sea

pp cs

Mentiría si dijera que me importa mucho que dos partidos del sistema, creados, fomentados y apoyados por el sistema, pacten o dejan de pactar. Me importaría sólo si eso fuera positivo para España, pero evidentemente positivo para España sería la desaparición inmediata de esos dos partidos tan culpables como los demás de la situación actual de nuestra patria. Así que harán lo que el sistema quiera que hagan ya que en el régimen nadie saca los pies del tiesto. Y lo recuerdo un 23 de febrero, 39 años después de un autogolpe de Estado que el sistema tramó y perpetró y que cuando se torció cargó las culpas en los militares engañados y traicionados. El sistema, como la banca en el casino, bueno, y fuera de él, siempre gana.

Quién vea diferencias entre PP y Ciudadanos poca visión política tiene. PP y Ciudadanos son dos partidos liberales, los dos son constitucionalistas, ambos son defensores de esta monarquía borbónica… PP y Ciudadanos son defensores de la cultura de la muerte (aborto, eutanasia, etc), defensores de la inmigración-invasión que sufre España, defensores de las leyes LGTBI y de género… Ambos son defensores de la sectaria ley de memoria histórica, del demencial y mentiroso feminismo, de las funestas autonomías, del antifascismo militante y de la siniestra Unión Europea. De hecho, esta semana ambos, PP y Ciudadanos, han votado juntos en el Parlamento Europeo a favor del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Vietnam, tratado que arruinará aún más a nuestros agricultores y que nos obligará a hacer la paella con arroz vietnamita. Por cierto, 3 de los 4 europarlamentarios de Vox tampoco se han opuesto a esta infamia. Cosa que, por supuesto, a algunos no nos extraña nada viniendo del PP verde.

Pero es que en realidad ver diferencias entre éstos y otros partidos del sistema en lo mollar, en lo esencial, en lo que podría evitar la desaparición de España, es no ver más allá de nuestras narices.

El sistema va sacándose de la chistera, o metiendo en su baúl de los recuerdos, según toque, a partidos según le convenga al propio sistema para ir ocupando todo el espacio electoral. Cuando el bipartidismo PP-PSOE parecía tocado de muerte y se descomponía porque ya hasta los más tontos o más forofos veían que su corrupción inconmensurable y su traición a España y a sus votantes eran clamorosas, entonces el sistema crea, fomenta y apoya a Podemos para que, por un lado, el PSOE puede apoyarse en él, como está ocurriendo ahora, y para que la derecha del PP resucitara al grito de que viene el lobo.

Cuando Podemos se instala en su “denostado sistema”, luego hemos comprobado que son tan casta como los demás, ese mismo sistema saca al ruedo nacional, fomenta y apoya a Ciudadanos. Así PP y PSOE podrán gobernar con ellos donde se tercie, como está ocurriendo, y los aún descontentos votantes del PP y del PSOE y que no quieran votar a Podemos o a los separatistas, tengan otro otra opción, pero, muy importante, siempre dentro del sistema.

Y cuando la traición total a España de todos los partidos del Parlamento en materia de unidad de España y leyes de género y otras similares es alarmante, entonces vuelve a actuar el sistema y crea, fomenta y apoya a Vox para que la derecha se apoye en ellos para gobernar allí donde pueda hacerlo, como está ocurriendo y para movilizar a la izquierda con el “que viene el lobo”. Ahora toca lobo facha, cuando antes era el lobo rojo.

Es decir, cuando el sistema ve que el régimen se resquebraja, se inventa una opción, aparentemente crítica, regeneracionista y nueva para evitar que el descontento salga del sistema. Así controla a los partidos creadores del caos, y también a aquellos que se presentan como reparadores de ese caos. Es decir, van abriendo y cerrando el abanico de las opciones políticas para que el pueblo se vea representado por los suyos en el Parlamento y en la vida política actual, pero, al final, todas las opciones admitidas por este régimen son esquejes con distintos colores y hojarasca de una misma planta que según crece, España se destruye un poco más.

Entonces, ¿hay alternativa?, claro que la hay, la que siempre defiendo: si es el sistema quien destruye España, hay que buscar la solución fuera del sistema, y además de fuera del sistema, en aquellos que siempre hemos sido la oposición frontal al régimen y siempre hemos sido y seremos perseguidos por todas las patas del sistema, las clásicas y las regeneracionistas. Ahora mismo, la coalición ADÑ es lo que mejor representa esa opción de resistencia activa al régimen, así que ahí tienen su opción.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Portavoz de ADÑ y del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es

Jesús Muñoz
Autor: Jesús Muñoz
Ex-miembro de la Armada Española. Jefe de Comunicación y Prensa del Sindicato TNS. Portavoz de distintos colectivos patriotas. Jefe de Prensa de la Coalición ADÑ. Co-Director del programa 'La hora del CAFË' en Radio YA. Falangista.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.