Opinión | Jesús Muñoz

Podemos, actor secundario en la victoria de ETA...de momento

otegi iglesias

Podemos es otra cara de ETA dentro de un sistema al que tanto ETA como Podemos pertenecen, un sistema que ha protegido y mantenido a la ETA desde hace más de 40 años porque le sirvió para construir este régimen con el asesinato de Carrero Blanco, y un sistema que ha creado a Podemos y que lo ha asentado y apuntalado dentro del régimen y que también lo mantiene. Es decir, ETA y Podemos son partes complementarias para cumplir unos objetivos que pasan por la destrucción de España, comparten ideología marxista-leninista, comparten odio a España y más de una vez han compartido actos políticos y sociales, listas electorales, protestas callejeras y tesis estratégicas.

Pero el decir que Podemos es el único o mayor cómplice de ETA, como se está escuchando hoy, y últimamente en otros medios, sería un error tan enorme, sería una mentira tan insultante como esa otra de que ETA está derrotada y que la ha derrotado la democracia, de la que hablamos hace dos semanas en este mismo programa.

No ha sido Podemos, un partido que se constituye en 2014 y que se fragua de manera más o menos sustancial con el 15-M en 2011, es decir, hace solo 7 años, quien ha dado a ETA la fuerza que tiene hoy en día. Una ETA que ha derrotado a España gracias a la democracia y gracias a todas y cada una de las instituciones del sistema, desde la monarquía a los ayuntamientos, pasando por jueces, partidos políticos, clero separatista con la connivencia de la Conferencia Episcopal Española, sindicatos chaperos, prensa escrita y audiovisual, banca, parlamentos nacionales y regionales, cúpula de las Fuerzas Armadas, clubs deportivos, el “mundo de la Kultura”, etc.

Podemos está encantado con todo lo que ha conseguido ETA porque, repito, sus objetivos principales coinciden, pero ni ETA, ni Podemos existiría en una nación que tuvieran unas instituciones que se dedicaran a cumplir con sus obligaciones, que deben ir encaminadas al bien común de la nación y los ciudadanos de esa nación, y no para apoyar a los enemigos de esa nación y de esos ciudadanos.

Por eso, todo lo que se está haciendo con ETA, como lo que está ocurriendo con el separatismo catalán, separatismo catalán también defendido por Podemos, es el mayor acto de alta traición cometido contra España y lo han cometido sus propias instituciones. Y además, un acto de alta traición con más de 1.000 asesinatos (por cierto, siempre se ocultan los dos más sangrientos, el del Hotel Corona de Aragón en Zaragoza y el del avión estrellado en el Monte Oiz en Vizcaya), con miles de heridos y con cientos de miles de “exiliados” dentro de su propia Patria a otras regiones de España.

Y de esta alta traición Podemos va en camino de constituirse en protagonista, pero de momento es solo un mal actor secundario, ya que hay otros culpables, entre ellos el pueblo español, mucho más protagonistas de esta traición.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Falangista. Portavoz del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.