Nos dicen que no hay dinero para las pensiones
Última actualizaciónDom, 29 Mar 2020 1pm

Opinión | Jesús Muñoz

Nos dicen que no hay dinero para las pensiones

pensiones dinero

La Subida de las pensiones del 0,9% no solo es ridícula por la cuantía que representa, máxime en las pensiones más bajas, sino, sobre todo, si se tiene en cuenta como se derrochan millones y millones de euros en España en partidas no sólo innecesarias, sino contrarias para la nación española.

Además, no sólo las pensiones actuales son insultantes en muchísimos casos, sino que este régimen está propiciando que en el futuro casi ningún español pueda cobrar pensiones dignas porque no va a cumplir las condiciones para ello, por su corta vida laboral, y porque sueldos precarios suponen futuras pensiones aún más precarias que las actuales. Solución que ofrece el sistema, hágase usted un plan de pensiones privado con esos bancos y aseguradoras que no reparten beneficios cuando pintan oros, pero que les pagamos las deudas todos cuando pintan bastos. Y así los bancos se enriquecen más y, entre otras cosas, pueden condonar sin problemas las deudas que tienen con ellos los políticos y les acogen en el seno de sus consejos de administración cuando abandonan la política.

Ya saben señores pensionistas, y los que aspiran a serlo, y los que viven de las pensiones de los padres y abuelos porque no tienen trabajo y si lo tienen no tienen un salario compatible con la supervivencia, ya saben, no les pueden subir sus pensiones y no habrá posibilidad de cobrar pensiones para muchos en el futuro, porque no hay dinero para las pensiones. Pero les recuerdo algunas de las cosas para las que sí hay dinero en la España democrática que nos hemos dado.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para las subvenciones a los partidos políticos, por cierto, la disidencia controlada decía que iba a terminar con esta injusticia, pero claro le han tocado unos cuantos milloncejos de euros por su entrada en los parlamentos municipales, autonómicos, estatales y europeos y ya se han olvidado de ello, aparte de que deberán devolver lo prestado a su amado sionismo.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para subvencionar a todo lo que rodea la inmigración que, además, acaba con nuestra identidad nacional, rebaja las condiciones sociales, laborales y económicas de los españoles, incrementa la inseguridad y la delincuencia y hasta el terrorismo, sustituye la población extranjera por la nacional y nos impone costumbres civiles y religiosas ajenas a nuestra tradición y hasta contrarias e incompatibles con el bien común.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para mantener un Gobierno estatal y aparte 17 gobiernos autonómicos, un Senado y un Parlamento estatal y aparte 17 parlamentos autonómicos, además de las Diputaciones Provinciales y los Ayuntamientos y otras instituciones similares. Y ojalá el problema del Estado de las Autonomías fuera exclusivamente que es caro y un pozo sin fondo en gastos y no supusiera lo que supone, una enfermedad mortal para colaborar en la destrucción de la unidad de España, pero lo que es innegable, hasta para sus palmeros, es el derroche intolerable que supone el estado autonómico para nuestras arcas.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para subvenciones a los sindicatos chaperos, esos que esta semana han dicho que los agricultores que los distintos gobiernos de la democracia y la siniestra Unión Europea abandonan y maltratan son “la derecha terrateniente carca”, esos sindicatos de clase que no sólo no defienden a los trabajadores españoles, sino que les dejan a los pies de los caballos del ultra capitalismo mientras se llenan los bolsillos y los estómagos y defienden a millonarios lobbys LGTBI, feministas o proinmigracionistas.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para subvencionar a organizaciones empresariales cuyos consejos de administración se nutren de políticos cuando abandonan su carguito, para agradecerles las prebendas que les han otorgado a sus empresas cuando tenían ese carguito. Organizaciones empresariales a las que siempre les parecen excesivos los derechos de los trabajadores.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para subvencionar al mal llamado mundo de la cultura que no sólo realiza bazofias cinematográficas, teatrales o televisivas, sino que además son auténticas fábricas de indigentes intelectuales que tragan dosis inconmensurables de doctrina comunista, separatista, feminista, homosexualista y pro inmigracionista.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para las pensiones vitalicias de los políticos cuando dejan de jo...robarnos la vida desde su cargo político.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para subvencionar los eventos internacionales que se celebran en España con los que nos bombardean y de los que nos dicen que debemos estar orgullosos, eventos que suelen tiene también un trasfondo ideológico clarísimo para moldear cerebros y terminar imponiendo mentiras de consenso que suelen traer consigo legislaciones nefastas.

No hay dinero para las pensiones, pero sí hay dinero para todo esto que acabo de mencionar y muchas más cosas que defiende el sistema y, que, a la vez, sirven de base para este sistema.

En el editorial de hoy se ha hecho una necesaria comparación de los dirigentes de la actualidad con los logros sociales de los políticos falangistas del franquismo: Se ha mencionado a Pedro González Bueno o José Antonio Girón, por decir algunos más yo añadiría también a Salvador Merino y José Luis Arrese, y si hablamos de mujeres y las comparamos a las políticas de hoy, ahora que tanto se habla de feminismo, habría que recordar a Mercedes Formica, Pilar Primo de Rivera o Mercedes Sanz Bachiller, entre otras. Pero es que esto del servicio a España y los españoles sólo se puede entender desde unos ideales de Justicia Social que tenemos los falangistas y otros patriotas y que no tienen los políticos del sistema porque el régimen del 78 es contrario a la Justicia Social y mientras exista este sistema no habrá solución a los problemas sociales como no la hay, por ejemplo, a los problemas de unidad e identidad nacional. El que a estas alturas no lo vea, o está ciego o es un imbécil, o es un paniaguado de este sistema.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Portavoz de ADÑ y del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.