Opinión | Jesús Muñoz

Otro gobierno traidor, tras otro golpe de estado

gobierno sanchez

Reconozco que me gustan tanto los ministros de Pedro Sánchez como me gustaban los de Rajoy, los de Zapatero, los de Aznar, los de Felipe González, los de Calvo Sotelo y los de Suarez, NADA.

Desde hace 40 años no ha llegado a ser ministro, y mucho menos Presidente del Gobierno de España, nadie que previamente no hubiera demostrado que era un entusiasta de la traición a España. Y si no lo era mucho hasta el momento de su nombramiento, luego ha demostrado su traición con nota.

Una vez más, y ya van 4, ha llegado el PSOE al poder tras un golpe de Estado.

Llegó con el pucherazo de las elecciones de 1936, tras el golpe de Estado de octubre de 1934 que habían perpetrado ellos. Llegó en 1982 tras el autogolpe del 23-F de 1981 con el PSOE inmerso hasta las cachas. Llegó en 2004, tras el golpe de Estado que supusieron los atentados del 11-M, esos del que todos se niegan a investigar su autoría. Y ha llegado al poder ahora tras el golpe de Estado de Octubre de 2017 en Cataluña, tras el que no sólo no se ha encarcelado a todos los golpistas e ilegalizado a sus partidos, sino que han sido esos golpistas y esos partidos los que, junto a otros separatistas, los vascos, gallegos y navarros y los terroristas de ETA, que también habían apoyado ese golpe de estado, quienes han llevado al PSOE al gobierno. Así que la historia se repite.

De hecho, en esta llegada del PSOE al poder tiene mucho que decir el PP, que ha preferido pasar a la oposición para salvar el bipartidismo y seguir en la alternancia para siempre en el poder con el PSOE, a que se celebraran ahora unas elecciones en las que el PSOE y PP fueran castigados, hecho que barruntan no sufrirán dentro de dos años, tras presentarse ambos otra vez como único voto útil, cuando finalice esta legislatura. Ya han salido hoy encuestas que así lo apuntan.

Si mientras España se hunde aún más, o incluso desaparece como nación, a los partidos del sistema les da igual mientras conserven su cuota de poder en lo que quede, siempre habrá cargos y dinero para ellos, de ese que como es público, no es de nadie (Vicepresidenta Calvo,  dixit).

Por falta de tiempo no voy a hacer el repaso exhaustivo que se merece, aunque algo mencionaré, este gobierno que es mayoritariamente femenino, feminista y afeminado, por lo que no me extrañaría nada que el aspirante a maniquí de El Corte Inglés que lo preside, le de un nombre más inclusivo y lo denomine Gobierna  de España, y a sus reuniones Conseja de Ministras.

Así que ya tenemos como Ministra de Defensa a Margarita Robles una exjuez, o exjueza sectaria que cuando era Secretaria de Estado de Interior (con Belloch de biministro de Justicia e Interior), pasaba de ir a los funerales y entierros de policías, guardias civiles o militares asesinados por ETA.

De Ministra de Justicia a Dolores Delgado, colega, colaboradora y amiga íntima del prevaricador juez Garzón.

De Ministro de Asuntos Exteriores a un Borrell que hemos visto hace unos meses no encabezando, sino frenando manifestaciones españolistas en Cataluña, prohibiendo que se gritara “Puigdemont a Prisión” en ellas y diciendo que su bandera es otra “estelada”, la de la Unión Europea.

De Vicepresidenta y Ministra de Igual-da a Carmen Calvo, la ministra de cultura más inculta que ha habido en España, que ya es decir, de la que necesitaría un programa entero para recordar sus gilipolleces.

De Ministra de Hacienda a María Jesús Montero, la de los gobiernos de Chaves y Griñán y los ERE´S de Andalucía.

De Ministro de Interior a Grande Marlasca otro juez o jueza estrella, aquel vocal del Consejo General del Poder Judicial nombrado por el PP, y que con su voto de presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional desempató para poner en la calle a etarras, violadores y pederastas, tumbando la Doctrina Parot.

De Ministro de Cultura y Deporte a un esperpento llamado Huerta que odia el deporte y cuyo curriculum es ser tertuliano, o tertuliana, de programas basura, aunque poco nos puede extrañar, ya que recordemos que tenemos en el trono que un día ocupara Isabel la Católica a una presentadora de telediario.

De Ministra de Política Territorial a Meritxell Batet, separatista e hispanófoba convencida que en su día votó a favor de un referéndum por la independencia.

De Ministro de Ciencia a un astronauta que comprobará que en los Consejos de Ministros y en el Congreso de los Diputados tampoco hay vida inteligente, aunque sí mucho listo, demasiado listo.

Y los demás ya irán haciendo el ridículo y traicionando a España y a los españoles en estos dos próximos años.

Así que como decía José Antonio, bienvenidos sean los tiempos difíciles que ellos harán la depuración de los cobardes,…Y a nosotros nos encontrarán enfrente.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Falangista. Portavoz del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.