Moción de censura sí, pero contra el sistema

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La moción de censura de Vox es una jugada política de unos y otros para arrimar el ascua a su sardina, sardina que se está cocinando en esta España en llamas, llamas que están devorando a España en materia política, social, económica, moral y destruyendo su propia identidad y supervivencia como nación. Tan claro está que Vox plantea la moción de censura por intereses de partido, normales en un partido más del sistema, como que el resto de partidos votarán en contra o se abstendrán en el interés particular de sus respectivos partidos o partidas de bandoleros, no lo harán por el bien de España. Por lo tanto, es lógico que el Partido Popular intente restar importancia a la estrategia de Vox, y más sabiendo que vote lo que vote le puede afectar negativamente, por eso creo que al final se abstendrá.

Vox tiene mucha fuerza parlamentaria ahora mismo, eso es innegable, con 52 diputados en las Cortes Españolas, representación parlamentaria en prácticamente todas las comunidades autónomas (por cierto, comunidades autónomas que ya no quieren disolver) y en muchos ayuntamientos y con millones de votos potenciales y confirmados en las distintas elecciones. Pues bien, con toda esta fuerza podría hacer muchas cosas para cambiar la situación en España y justo va a hacer la única que no va a servir para nada, para nada para España, claro, para sus intereses partidistas, sí, por eso presenta esta moción de censura. Porque esta moción de censura aparte de inútil aritméticamente hablando, es sólo una estrategia del PP verde para hacerse notar sin desgastarse, y explico lo de “sin desgastarse”.

Sin desgastarse en las calles que es donde debería hacerlo con la fuerza que aparentemente tiene, y sin desgastarse en retirar inmediatamente el apoyo al Partido Popular y a Ciudadanos, que no le van a apoyar a él en la moción de censura, en las comunidades autónomas y gobiernos municipales y no sólo porque no le vayan a apoyar a él, sino porque en estas comunidades autónomas y ayuntamientos están gobernando con el apoyo de Vox y están haciendo las mismas políticas que estaban haciendo o querían hacer PSOE y Podemos, que es justo lo contrario que querían los votantes de Vox.

Esta moción de censura es una estrategia del PP verde para evitar que por aquello del voto útil el PP azulito recupere los votos y escaños que Vox le ha arañado en lo últimos años, y hacerlo sin correr riesgo alguno. Estrategia que sin desgastarse Vox puede dejar en evidencia a PP y a Ciudadanos, ya que tendrán que retratarse ante la moción de censura, pero no va a llevar a tomar medidas en las calles o retirando su apoyo a PP y Ciudadanos para obligarles a cambiar sus políticas.

No nos engañemos, quitar a Pedro Sánchez y su gobierno frente populista del poder es bueno, es justo y es necesario, pero presentar una moción de censura que, en ningún caso, incluso aunque votaran a favor PP y Ciudadanos, va a salir adelante, es decir, el gobierno va a continuar siendo el mismo, es absurdo además de suponer una pérdida de tiempo, tiempo que va en contra de España.

Aparte de que quitar a un gobierno paradigmático de lo que es el régimen del 78 que padecemos, como lo es el gobierno actual, para colocar a otro similar es alargar la agonía, hacer algo que ni siquiera va a servir para eso, es ser cómplice de este gobierno criminal pudiéndose hacer otras cosas más eficaces como ya he mencionado. Las soluciones a los males de España no pueden venir de aquellos que han generado esos males, y esos males los ha generado este sistema democrático y la Constitución del 78 , y defender esta democracia y esta Constitución es contribuir a la destrucción de España.

La moción de censura se queda corta, es más, es inútil mientras quien la plantea siga defendiendo las herramientas que se han utilizado para acabar con España a la vez que se dice, hipócritamente, patriota. El patriotismo se demuestra intentado acabar con las instituciones y las herramientas que se sabe que se están utilizando para destruir esa patria que se dice amar, pero claro, lo digo una vez más, eso tendría un desgaste y a Vox no le ha creado este sistema para que se desgaste en la lucha contra este propio sistema. Lo ha creado para que haya una disidencia controlada que evite el crecimiento de una disidencia real. Disidencia controlada que dice unas cosas para obtener votos y llegar a los parlamentos y cuando tiene la posibilidad de cambiar algo desde esos parlamentos, se convierte en un partido más que permite que todo continúe igual teniendo fuerza para que se realicen esos cambios.

Un ejemplo, este próximo viernes una vez más España verá como los golpistas separatistas toman las calles de Cataluña para destrozar la nación y esto va a hacerse consentido por todo el Régimen del 78. Pues mientras, ni Vox, ni Ciudadanos, ni el PP harán nada en las calles, ni en las instituciones ni en otro sitio porque ellos están a otras cosas, sin embargo, los patriotas daremos respuesta este viernes día 11 de septiembre a las 8h de la tarde, nos manifestaremos en la puerta de Blanquerna, lo que los separatistas catalanes llaman Embajada de Cataluña en Madrid, en la calle Alcalá 44, y lo haremos contra el separatismo y en apoyo de 14 patriotas, los famosos 14 patriotas de Blanquerna, que el sistema quiere encarcelar precisamente por enfrentarse al separatismo. Y los quiere encarcelar con el beneplácito de Vox, el Partido Popular y Ciudadanos, así que cada uno tome nota de quien se pone a su lado.

España no necesita sólo un cambio de gobierno, necesita un cambio de sistema.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.