Es la hora de elegir bando, o ellos o nosotros

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La economía nacional no va a soportar las consecuencias de esta nueva vuelta de tuerca que supone un nuevo Estado alarma de seis meses, que no es otra cosa que una dictadura atroz travestida de necesidades sanitarias que condena a los españoles al paro, la miseria, el hambre, la desatención médica… Tragedias en crecimiento, que, por cierto, están matando mucho más que el coronavirus, y que se están haciendo endémicas en España porque quienes manejan los hilos quieren que sea así.

Posiblemente nunca sabremos si han generado el virus para llevarnos a esta situación o si simplemente han utilizado la crisis del coronavirus para que se cumplan sus bastardos objetivos, pero lo que es evidente es que nos tienen justo donde querían: asustados, empobrecidos, desunidos, engañados y desmoralizados. Y a un pueblo en estas condiciones se le puede hacer de todo y así estamos. Yo he nacido en una supuesta dictadura donde éramos y nos sentíamos libres, y ahora vivo en una supuesta democracia donde no tengo libertades y cada vez vamos a peor.

Estos días se han aprobado unos presupuestos generales del Estado donde se permite que una España arruinada y empobrecida pague el sueldo a 777 asesores del gobierno que nos cuestan un 38 % más que antes. Con este dinero, por ejemplo, ya que supuestamente sufrimos una pandemia tan horrible y todo hay que relacionarlo con la sanidad, se podrían contratar a 1.850 nuevos médicos o 2.056 enfermeras, o se podrían contratar a casi 3.000 funcionarios para agilizar la estancada administración española, o se podría construir otro hospital para pandemias, pero no, hay que contratar a 777 asesores para el gobierno que además se ha subido el sueldo así mismo y también a la Casa Real; como también hay que sufragar todos los miles de millones de euros que supone la inmigración en España, entre ellos ese colectivo siniestro de MENAs, que buena parte de ellos se dedican a atracar a nuestros mayores, violar a nuestras hijas, atacar a nuestros jóvenes y en estos días, de justas protestas en las calles, también se dedican a robar en las tiendas junto a la extrema izquierda.

En estos presupuestos generales se aprueban, también, miles de millones para las siniestras autonomías, para los partidos políticos, para las organizaciones empresariales, para los sindicatos que traicionan a los trabajadores, para los colectivos LGTBI, para las siniestras ONG`s que viven de la miseria, para organizaciones abortistas, filo-terroristas, separatistas… En definitiva, hay miles de millones de euros para los enemigos de España y quienes nos llevan a la ruina, mientras se persigue a quienes quieren trabajar para dar de comer a sus familias.

Mientras, se suben los impuestos de los españoles. Mientras, la prensa tiene prohibido grabar las colas de hambre, lo ha dicho el presidente de la fundación Madrina. Mientras, el Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar los mensajes de odio de las redes sociales, evidentemente ellos dicen qué es un mensaje de odio y a quién hay que silenciar.

Mientras, a los patriotas se les sigue juzgando por defender la unidad de España, esta semana ha sido a Manuel Andrino, Jefe Nacional de la Falange, y a Pedro Pablo Peña en Barcelona por unos discursos del año 2013, para los que piden tres años de cárcel, y pronto van a encarcelar, o van a intentar hacerlo, a los patriotas de Blanquerna. Los falangistas en particular y los patriotas, los verdaderos, no los de ocasión, a los que se nos prohíben los actos para que no se sepa, para ocultar, que hay propuestas para sacar adelante a España que unen las irrenunciables defensas de la Unidad de España, la Justicia Social y la Dignidad de la Persona, a estos son a los que se les persigue.

Mientras, los culpables de todo esto, se pasan las prohibiciones que se exigen a los españoles por el forro de sus caprichos, el botellón VIP de Pedro J es sólo la punta del iceberg, por cierto, en ese botellón VIP estaban buena parte de los culpables de nuestros problemas desde hace más de 40 años.

Pues todos estos que, repito, se pasan las prohibiciones que se exigen a los españoles por el forro de sus caprichos, son los que se ríen de los españoles, les impiden reunirse, ver a sus seres queridos, ver a sus enfermos, ver a sus muertos, les dicen cuándo y cómo pueden salir a la calle y el pueblo traga porque le dicen que es “por su bien”. Lo que sería por nuestro bien, es derrocar este sistema injusto, traidor corrupto y antiespañol, y ahora también dictatorial en grado sumo, y empezar a derrocarlo ya.

Ninguna solución a los males generados por este régimen nefasto, va a venir de ese mismo régimen nefasto. Nadie que haya sido voluntariamente culpable de lo que ha ocurrido en España en los últimos 45 años, va a formar parte de la solución de esos problemas y de esas consecuencias. Nadie que defienda esta democracia siniestra que está consiguiendo destruir la nación más antigua de Europa en todos los aspectos, va a hacer nada para salvar España y a los españoles porque están en el otro bando, en el de sus enemigos, en el de los que se benefician de nuestros males.

Así que, es hora de elegir bando, o ellos o nosotros.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.