Última actualizaciónLun, 25 May 2020 11pm

Opinión | Jesús Muñoz

Es el momento de desenvainar la espada

pablo iglesias carcel

Decía el genial Quevedo, personaje ilustre de la historia de España y no solo de las letras, y como tal es silenciado en la España democrática actual, que dónde hay poca justicia es un peligro tener razón. Por lo tanto, llevar a los tribunales, como plantean algunos, la reunión en la cárcel entre Oriol Junqueras y Pablo Iglesias sería tan lógico como ineficaz.

Sería absurdo por mi parte dedicarme a justificar ampliamente que es intolerable que los Presupuestos Generales del Estado se negocien en la cárcel con un sujeto que está en prisión, me temo que por poco tiempo, entre otras razones por malversación de fondos públicos. Es decir, se negocian los fondos públicos del Estado con un malversador de fondos públicos del Estado. También está en prisión acusado de los delitos de rebelión y sedición, delitos infinitamente más graves que los económicos, pero en la España actual esos delitos lejos de estar perseguidos, están bien vistos, aplaudidos, blanqueados y hasta financiados por el régimen.

Y tan absurdo como deshacerse en razones para demostrar lo obvio, es decir que esta reunión, aparte de injusta e inasumible por el sentido común, es una manera más de cachondearse de los españoles,… tan absurdo como esto, es confiar en los tribunales españoles. Y lo es porque hemos llegado a ese triste día que nos profetizaba Chesterton en una de sus frases más famosas. Decía Chesterton que llegará el día en que será preciso desenvainar una espada para afirmar que el pasto es verde.

Y esa es la cuestión, esa es la disyuntiva, ¿recurrir a unos tribunales manipulados o desenvainar la espada?. Recordemos que los tribunales no pueden escapar a la censura del Consejo General del Poder Judicial, y este máximo órgano de la Judicatura, como también ocurre con el Tribunal Constitucional, lo eligen los políticos. ¿Alguien cree aún en la independencia judicial?

¿Vamos a llevar, entonces, a los tribunales del sistema a que juzguen a unos políticos de ese sistema que están siguiendo el guión impuesto por ese sistema para acabar con España?. Si confiamos exclusivamente en estas soluciones, es evidente que tenemos lo que nos merecemos.

¿Vamos a confiar en el Tribunal Supremo que esta misma semana en sólo 24 horas ha dicho una cosa y la contraria sobre los impuestos de las hipotecas, simplemente porque la banca podría salir perjudicada?. Repito la pregunta anterior, ¿alguien cree aún en la independencia judicial?.

¿Vamos a confiar en el Tribunal Supremo que multiplicó por 8 una sentencia inicial de 6 meses, ya de por sí injusta, contra los patriotas de Blanquerna porque lo pidieron los separatistas, condenándolos a 4 años de prisión por defender la Unidad de España?. Por cierto, saben ustedes que el presidente de la sala del Tribunal Supremo que llevó ese caso, Julián Sánchez Melgar, fue nombrado Fiscal General del Estado por el Partido Popular unos meses después?. Lo digo por aquellos que exigen que la Fiscalía tome medidas contra los separatistas. ¿Y saben ustedes que la actual Fiscal General del Estado, María José Segarra, procede de la Fiscalía de Sevilla?. Pues sí, procede de la misma Fiscalía de Sevilla que pide 20 años de prisión y 300.000 € para indemnizar a sus agresores para el comisario de la Policía Local de Sevilla que se defendió con su arma reglamentaria de unos criminales que entraron en su casa a robar, le agredieron y le dispararon. Para él la Fiscalía pide 20 años y para sus agresores de 3 a 5 años de cárcel, así está la justicia en España. Vuelvo a repetir la pregunta ¿alguien cree aún en la independencia judicial?.

Por eso, volviendo a Chesterton es momento de desenvainar la espada para defender lo obvio. Esta semana en la coalición ADÑ hemos tenido noticia de que Cervezas San Miguel banalizaba el terrorismo de ETA con un anuncio suyo. Podíamos haberlo llevado a los tribunales o esperar a que actuara la Fiscalía, pero sabíamos que sería inútil y aún estaríamos esperando alguna medida judicial y el anuncio seguiría emitiéndose.

¿Qué hicimos entonces?, desenvainar la espada: La coalición ADÑ (formada por La Falange, Alternativa Española, Falange Española de las JONS y Democracia Nacional) lanzó el jueves a las 10 de la mañana una campaña por redes sociales denunciando el anuncio y exigiendo su retirada, y a las 4 de la tarde (tras haber sido “Tendencia” en Twitter), es decir, sólo 6 horas después, San Miguel pedía perdón y retiraba el anuncio. Claro que hay que desenvainar la espada, cada uno en la medida de sus posibilidades, para defender la Patria, la Justicia y nuestra Identidad Española de los ataques que están sufriendo constantemente. De hecho, el no hacerlo en la España actual en la que ya no hay otras posibilidades, nos convierte en cómplices de esos ataques.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Falangista. Portavoz del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.