Última actualizaciónVie, 05 Jun 2020 9pm

Opinión | Jesús Muñoz

Contra la Injusticia, Resistencia

justicia puta

Decir en 2019 que en España no hay justicia, no es ninguna novedad, pero desgraciadamente hay que repetirlo una y otra vez por dos motivos principales.

El primero, para que esa realidad cuaje entre los españoles, ya que todo el sistema se encarga de decir por todos sus altavoces manipuladores que este régimen del 78 es un “estado de derecho”. Mentira, es un estado de deshecho, desecho moral, político, social, legal, espiritual y hasta humano, dado el español medio que está fabricando este sistema. Es decir, clamar que en España no hay justicia es imprescindible para compensar la mentira opuesta que defiende el régimen.

Y el segundo objetivo de repetir esta frase es para que los españoles reaccionen y entiendan que significa vivir sin justicia. Sin justicia no hay libertad, ni democracia, ni igualdad, esos mantras que tanto nos cacarea el sistema. Sin justicia no triunfa la verdad ni el bien. Sin justicia vencen los ladrones, los asesinos, los profanadores, los terroristas, los violadores, los corruptos, los pederastas. Sin justicia triunfa la mentira, el crimen, el abuso, la corrupción, la inmoralidad, el odio, la venganza. ¿Se dan cuenta los españoles que en España no hay justicia?, no, desgraciadamente no. Y aunque se enteren, ¿les importa a los españoles que en España no haya justicia?, no, desgraciadamente no les importa en absoluto hasta que les toca en algo personal y entonces, sólo entonces, se quejan.

Y este es el principal problema de España, al pueblo en su inmensa mayoría no le importa vivir rodeado de injusticia, no le importa que los tribunales sean injustos y que estén controlados por los mismos que les roban, les engañan, les asesinan, les explotan, les quitan derechos, les arrebatan la Patria, el Pan y la Justicia. A la gente, en su mayoría, le importa una higa la sentencia del Tribunal Supremo en la que se rechaza el delito de rebelión a unos miserables separatistas que querían y quieren romper España, con las consecuencias hasta de guerra civil que puede traer el golpe de estado separatista. Y recordemos que esta sentencia prevaricadora la dicta el mismo Tribunal Supremo que multiplicó por ocho la ya injusta sentencia de seis meses que les habían impuesto a los catorce patriotas de Blanquerna. El mismo Tribunal Supremo que rebaja las condenas a los etarras y a los políticos, el mismo Tribunal Supremo que avala la doble profanación del Valle de los Caídos, profanación doble porque es contra la voluntad de la familia de la persona enterrada allí, y contra la voluntad del prior del Valle de los Caídos como máxima autoridad en la basílica donde se encuentran los restos del General Franco y los miles de caídos que también serán profanados. Por cierto, que ejemplo está dando el padre Cantera y que diferencia con todos los dirigentes de la Conferencia Episcopal.

Y hay infinidad de casos más donde el Tribunal Supremo ha sido claramente injusto en sus sentencias, pero al pueblo, en su inmensa mayoría, le da igual.

Parece que sólo nos importa la falta de Justicia a unos pocos miles de españoles que constantemente nos jugamos la piel para luchar por la justicia para todos, a los que además se nos insulta y se nos persigue por ello. Se convoca al pueblo, como, por ejemplo, el pasado jueves día 10 de octubre para protestar en la sede socialista de Ferraz contra la ley de memoria histórica y contra la profanación del Valle de los Caídos, asuntos contra los que al parecer estan millones de españoles, y sólo acuden varios centenares, pero millones de personas en España se consideran unos luchadores porque se sientan en el sillón de su casa para ver en “El hormiguero” a un paniguado eterno del sistema que se está aprovechando de la buena voluntad de millones de españoles para controlar a la disidencia de este régimen. Ese paniaguado y sus mariachis no acudieron a protestar a Ferraz, como siempre, aunque sí algunos de los militantes de su partido, me lo dijeron ellos personalmente, pero sus jefes se aprovecharon del tema sin mojarse. Ese paniaguado y su séquito no aparecen por el Valle de los Caídos cuando hay que ir, pero calculadora en mano hacen cábalas de cuánta rentabilidad electoral les pueden sacar a esto.

El 12 de octubre se impidió violentamente por la guardia civil (ese mismo día, día del Pilar, se celebraba la festividad de su patrona) asistir a misa a unos católicos ejemplares y ni un solo obispo, repito, ni un solo obispo ha dicho ni mu. Se profana la tumba de un fundador y jefe de la Legión, un capitán general a perpetuidad de las Fuerzas Armadas y, salvo contadísimas excepciones, los militares callan como esquineras. Unas Fuerzas Armadas que no controlan las fronteras, que colaboran con las mafias de personas, que no defienden la unidad de España, que están a las órdenes de organizaciones internacionales antiespañolas… vamos, que la imagen del paracaidista y la farola del desfile del 12 de octubre es la imagen perfecta de lo que representan las Fuerzas Armadas españolas actuales. Nadie va a ayudar a España y a los españoles salvo los patriotas, nadie, por eso desde ADÑ y otros grupos patriotas hemos llamado a la resistencia, ¿si resistes la resistencia pude garantizar la victoria?, no, pero si no se resiste la derrota es segura.

Jesús Muñoz [Twitter: @MasRazonqUnSant]
Portavoz de ADÑ y del Sindicato T.N.S. | www.sindicatotns.es


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.